La figura de los préstamos urgentes, también conocidos como mini créditos, minicréditos online o créditos rápidos, puede ser la adecuada para ti. Se trata de un tipo de préstamo al instante, sin casi papeleos, sin esperas, y con condiciones flexibles en lo referente a las garantías, los intereses y comisiones o el plazo de devoución. ¡Sigue leyendo!

Minicréditos. ¿Qué son y cuándo pedirlos?

Los minicréditos son un tipo de préstamo caracterizado por su agilidad y su rapidez. Se trata de un producto crediticio cuya finalidad es satisfacer necesidades pequeñas e inmediatas de liquidez. Por ejemplo, puede que tus clientes no se hayan retrasado en los pagos y necesites dinero para cubrir tus gastos operativos, o puede que se te haya estropeado el coche y todavía te queden 2 semanas para cobrar la próxima nómina.

¿Qué características tienen los microcréditos?

Básicamente, los microcréditos se caracterizan por ser préstamos de cantidades muy bajas a devolver en un plazo generalmente corto, sin requerir ningún tipo de aval o garantía. Debido a ello, sus tasas TAE suelen ser mayores a las de otro tipo de productos financieros.

Asimismo, sin duda, otra característica propia de los microcréditos y que los hace tan especiales es la flexibilidad.

La totalidad del proceso suele llevarse a cabo de forma online y el papeleo necesario para solicitar un microcrédito es mínimo, en la mayoría de los casos, bastará con aportar una cantidad de documentación mínima e información personal básica.

Finalmente, la característica más importante de este tipo de préstamos es la rapidez. Conseguir un microcrédito no solo es fácil, sino también rápido; normalmente, recibirás el dinero en tu cuenta bancaria en menos de 48 horas, en ocasiones, incluso en minutos.

Todo esto hace que los microcréditos sean el producto crediticio ideal para cubrir necesidades de liquidez inesperadas.

¿Cuánto dinero puedo conseguir con un minicrédito?

Las cantidades ofrecidas varían de entidad a entidad. Generalmente, la cantidad mínima suele ser de 300 euros, y la máxima de entre 1000 y hasta 10.000 euros. Evidentemente, las condiciones de estos préstamos también variarán en función de las cantidades solicitadas, por ejemplo, cuanto más dinero solicitemos, mayores serán los honorarios y los requisitos que se nos exijan.

¿En qué se diferencian los minicréditos de otros tipos de préstamos?

Las principales diferencias de los minicréditos con respecto al resto de préstamos, como pueden ser los préstamos personales, son las cantidades que es posible solicitar, el plazo de devolución, la agilidad en la tramitación, el menor coste burocrático que conllevan, su rapidez de concesión y la no necesidad de garantías o avales.

Ventajas y desventajas de los minicréditos frente a otros tipos de créditos

Es muy importante entender y conocer en profundidad las características de las distintas ofertas crediticias disponibles en el mercado de los préstamos, para así poder decantarnos por la que más nos convenga, por la que se ajuste a lo que realmente necesitamos. Resulta fundamental tener cuanta más información mejor ¡especialmente si hay dinero de por medio!

Así, las principales ventajas de los minicréditos son:

  • Generalmente, la presentación de garantías o avales no es necesario para la solicitud de este tipo de créditos. No obstante, algunas entidades, en función de la cantidad solicitada, pueden requerir el aporte de una nómina.
  • El proceso de solicitud es ágil; la totalidad del mismo se lleva a cabo de forma online. Es posible realizar todo el proceso de solicitud en cuestión de minutos. El papeleo necesario es mínimo.
  • La documentación e información a aportar necesarias para la solicitud son mínimas.
  • El minicrédito es muy rápido, en menos de 48 horas tendrás el dinero en tu cuenta bancaria. En ocasiones, incluso en tan solo cuestión de minutos.

Por otro lado, las principales sus principales desventajas son:

  • El plazo de devolución es muy corto, normalmente de entre 1 mes hasta un máximo de un año, en función de lo pactado con el banco o con la entidad acreedora.
  • Sus tasas TAE son mayores que las de otros tipos de créditos. No obstante, puesto que las cantidades prestadas son menores, los honorarios a pagar son, en términos absolutos, muy bajos. Por ejemplo, es posible que para un préstamo de 100 euros a devolver en 30 días únicamente tengamos que devolver 20 euros en honorarios.
  • Las cantidades de dinero ofrecidas son muy pequeñas, generalmente oscilan entre los 300 euros y los 1000 euros. No obstante, en ciertos casos, no es raro ver minicréditos de hasta 10.000 euros.

¿Dónde puedo solicitar minicréditos?

Aunque no es imposible solicitar un mini préstamo con un banco tradicional, la solicitud de este tipo de créditos suele realizarse de forma online, con empresas especializadas en la concesión de los mismos.

Así pues, existen cientos de entidades financieras especializadas. Para solicitar un minicrédito pues, bastará con acceder a la página web de alguna de las mismas y empezar el proceso de solicitud.

Sí, sé lo que estás pensando, no quieres contratar el crédito con la primera compañía que encuentres, sino que quieres comparar y analizar ofertas hasta encontrar la mejor para evitar pagar de más, y el hecho de que haya tantas, de que se cuenten en centenas, hace la tarea parecer algo desesperante y abrumadora.

Desde luego, consideramos que esa es la actitud adecuada, buscar y comparar es algo imperioso, es como si quisieras comprarte un coche, ¿verdad?

La buena noticia es que existen plataformas, como la de Moni365, que te permiten llevar a cabo todo el proceso de búsqueda de forma automatizada.

Estas poseen una base de datos con información sobre la gran mayoría de las empresas de crédito en España, así como sobre sus distintas ofertas de préstamos.

Cuando el usuario accede a su sitio web, basta con que este introduzca la cantidad que desea solicitar y el plazo, y los algoritmos de la plataforma se encargarán de todo; buscarán y compararán las centenas de ofertas disponibles para los parámetros indicados, y en cuestión de minutos, devolverán las mejores al usuario, para que este pueda tomar la decisión final.

De esta manera, si un cliente de minicréditos antes tenía que estar días o semanas buscando ofertas, irónicamente, pese al hecho de que necesita el dinero con urgencia y de forma inmediata, ahora, con este tipo de servicios, la búsqueda y solicitud es todavía más fácil, es cuestión de minutos.

¿Que documentos necesito para pedir un minicrédito?

La solicitud de mini préstamos es una tarea extremadamente ágil y sencilla. Se trata de créditos online, siendo la totalidad del proceso llevada a cabo en línea y en cuestión de minutos. Debido a la logística de su proceso de solcicitud y a la necesidad que están diseñados para cubrir (ayudar a personas o empresas con necesidades inmediatas de financiación), la documentación solicitada tampoco es excesiva.

En la mayoría de los casos, será suficiente aportar información personal de carácter básico y algún documento de identificación y que acredite la situación regular del cliente en España, como el DNI o el NIE. Por supuesto, también será necesario aportar el número de cuenta bancaria en la que recibirás el dinero.

Es cierto, no obstante, que no siempre es tan extremadamente fácil. Existen cientos de empresas, y los trámites necesarios varían de una a otra, pero en líneas generales, todos son ágiles y flexibles.

Aquellas más estrictas puede que de forma adicional únicamente te soliciten algún justificante de tu solvencia (por ejemplo, algún documento con el que demostrar la regularidad de tus ingresos, como una nómina). En casos más raros, si la cantidad de dinero que deseases pedir fuese muy elevada, puede que te solicitasen más información sobre tu situación financiera y de solvencia.

De todas formas, ten en mente que si necesitas pedir grandes cuantías, lo ideal quizás sea recurrir a un tipo de préstamo diferente, como el préstamo personal.

¿Qué requisitos piden los prestamistas para conceder minipréstamos online?

Como ya hemos visto, se trata de préstamos flexibles y fáciles. Así, los requisitos para pedir este tipo de créditos son también mínimos:

  • Ser mayor de 18 años. Aunque algunas empresas solo conceden crédito a personas entre los 25 y los 65 años.
  • Residir en España. Será necesario aportar algún documento que justifique la regularidad del cliente en España, como el DNI o el NIE.
  • Ser titular o cotitular de la cuenta bancaria en la que se hará el ingreso del dinero.
  • Demostrar unos ingresos mínimos. Por ejemplo, una nómina, una pensión o una ayuda por desempleo, entre otros. Aunque como ya hemos visto anteriormente, muchas empresas en el sector de los mini créditos son altamente flexibles y prestan dinero a sus clientes incluso si estos no pueden aportar ningún justificante de la obtención de ingresos.

¿Puedo pedir minicréditos estando en ASNEF?

Los listados de ASNEF son una de las peores pesadillas de los demandantes de crédito. Todas las entidades financieras de España tienen acceso a estos registros de morosidad, y en la mayoría de los casos, los sistemas informáticos de la mismas bloquean de forma automática la concesión de crédito a cualquiera cuyo nombre aparezca en la lista. No obstante, pedir créditos rápidos con ASNEF no es imposible.

En lo que respecta a los bancos tradicionales, todos utilizan estos sistemas y todos tienen reglas y políticas generalmente estrictas en cuanto a la concesión de préstamos a personas en ASNEF se refiere, incluso si se trata de mini préstamos.

Sin embargo, las empresas especializadas en este tipo de producto financiero suelen operar bajo políticas más flexibles. Muchas de ellas prestan dinero incluso a personas en ASNEF, y muchas de ellas, ¡incluso sin nómina o ningún tipo de garantías estrictas!

¿Existen los créditos rápidos gratuitos?

Si el principal motivo por el que quieres recurrir a este tipo de productos es, precisamente, la falta de solvencia, esto te interesa.

Sí, existe la posibilidad de conseguir financiación de forma gratuita y al instante.

Muchas empresas especializadas en el ámbito del mini préstamo tienen ofertas para nuevos clientes. Muchas de ellas, son precisamente, la concesión de créditos online gratuitos, es decir, sin comisiones ni intereses.

Por ejemplo, en Moni365 es posible conseguir hasta 300 euros totalmente gratis. El plazo de devolución será el mismo que si se tratase de un crédito rápido al uso, pero los intereses serán nulos. Sin duda, parece un buen plan a ejecutar si tu principal problema es la solvencia.

Basta con rellenar el sencillo formulario de la web, dando el número de cuenta en el que quieres que se te ingrese el dinero, y al igual que con un mini préstamo normal, recibirás el dinero de forma inmediata, sin papeleos, sin comisiones, y sobre todo, sin intereses.

¿Es seguro solicitar minicréditos online?

Toda la información personal o relativa a los trámites realizados para la solicitud y la aprobación del préstamo, es completamente confidencial y está protegida mediante técnicas informáticas de encriptación de datos. Al igual que cuando realizas una compra por internet nadie más puede ver o acceder a los datos que introduzcas en el ordenador y que envíes a la tienda o bancos intermediarios, en lo que se refiere a los mini préstamos, nadie más va a poder inferir de ninguna forma en la transacción.

En adición, el mercado de los préstamos online lleva años existiendo, no solo en España, sino prácticamente en todo el mundo. Así, las empresas de mini créditos rápidos están sujetas a marcos regulatorios como el Real Decreto Legislativo 1/2007, de 16 de noviembre por el que se aprueba la Ley general para la Defensa de los Consumidores y Usuarios, la Ley Orgánica 15/1999 sobre la Protección de Datos de Carácter Personal, la Ley 34/2002 que regula los servicios ofrecidos por Internet y el comercio electrónico, o la Ley 34/1988, de 11 de noviembre, o ley General de Publicidad, entre otros.

Además, las prácticas de las empresas de minicréditos rápidos son reguladas y superviasdas por la AEMIP, la Asociación Española de Micropréstamos. Se trata de una organización sin ánimo de lucro que dicta recomendaciones y buenas prácticas a seguir en el sector y cuyo objetivo es velar por la seguridad y la concordia entre las empresas de préstamos rápidos y los clientes de las mismas.

¿Existe alguna alternativa al crédito rápido?

Seguramente hayas oído hablar de la banca ética. Se trata de bancos o empresas de finanzas que generan rédito económico mediante la inversión en proyectos de desarrollo social. Aunque las comisiones de este tipo de entidades suelen ser más altas para los ahorradores, las condiciones de sus préstamos suelen ser mejores que las de los bancos tradicionales; pues tienen como objetivo facilitar capital a la gente con necesidad del mismo, y que en muchas ocasiones, no dispone de una solvencia elevada.

Algunas de estas entidades también ofrecen préstamos online y préstamos rápidos.

Las principales desventajas de este tipo de compañías son su escasa presencia en el sector y su poca especialización en el mercado del crédito rápido; es posible que el tiempo y los trámites sean mayores con este tipo de empresas. Además, muchas de ellas no tienen una presencia relativamente sólida en España. La cantidad y tamaño de los bancos tradicionales y de las empresas especializadas en préstamos rápidos son mucho mayores, haciéndolas mas seguras.

Por otro lado, existe un tipo de préstamo más curioso, conocido como el préstamo solidario. Se trata de un producto crediticio ofrecido principalmente en países en vías de desarrollo, para facilitar el acceso al capital.

Explicar en profundidad este tipo de préstamos es algo que escapa al ámbito de este artículo, pero de forma general, consisten en la prestación de crédito cuyo sujeto pasivo serán, generalmente, 5 o más personas de la misma área geográfica. Es decir, se presta una cantidad de dinero determinada, y en lugar de existir un único prestatario que responda de forma individual ante la deuda, existen varios. Se tratan pues, de una o más redes sociales que responden financieramente como si se tratase de un único individuo. De esta forma se minimiza el riesgo de impago y de sobreendeudamiento, haciendo viable la concesión de crédito a personas con necesidades de financiación en países en desarrollo, fomentando así el progreso.

Como solicitar un minicrédito

Hasta ahora, hemos visto qué son los mini créditos rápidos y qué los hace especiales. Como venimos diciendo, las condiciones que rodean a este tipo de préstamos son altamente flexibles. Así, el proceso de solicitud no podía ser menos.

A continuación, vamos a ver lo sencillo que es solicitar un mini crédito online, y cómo puedes hacerlo. Es muy fácil, y en la mayoría de ocasiones, tendrás el dinero casi al instante. ¡Vamos allá!

Solicitar un mini crédito online paso a paso

  • Primero que nada, accede a algún comparador automático de ofertas crediticias, por ejemplo, accede al sitio web de Moni365.
  • El uso y navegación por la plataforma resultan muy sencillos e intuitivos. Lo que tienes que hacer a continuación es indicar la cantidad de dinero que quieres solicitar y el plazo
  • Una vez realizado el paso anterior, dale a "pedir préstamo". Te aparecerán 3 campos más que tendrás que rellenar, introduce a continuación tu correo electrónico, tu número de teléfono y tu DNI o NIE.
  • ¡Muy bien!, ya está casi todo. Ahora rellena los nuevos campos que han aparecido. Se trata de información básica; tu nombre, tus apellidos, tu estado civil, entre otros.
  • ¡Ya está!, en menos de 15 minutos recibirás las ofertas que mejor se adapten a tus circunstancias personales en tu correo electrónico. Únicamente tendrás que aceptar la que creas que más te conviene. Asegúrate de tener tu número de cuenta bancaria a mano.