Así pues, la figura del préstamo rápido nació con la finalidad de dar respuesta a este tipo de situaciones; a la necesidad urgente de dinero y de condiciones de aprobación flexibles. De hecho, existen empresas especializadas en el ofrecimiento exclusivo de préstamos con ASNEF. En el siguiente artículo te contaremos todo lo que necesitas saber. ¡Sigue leyendo!.

Créditos con ASNEF: todo lo que necesitas saber si quieres pedir un crédito rápido

Estar en ASNEF, y a su vez, necesitar un préstamo, no es una situación muy agradable. Puede que necesites pedir uno o más créditos para adquirir una vivienda, un coche, para el pago de una pequeña deuda o para cualquier tipo de gasto personal, pero que, debido a tu presencia en ASNEF, no te sea posible. Así, te invitamos a leer el post hasta el final para descubrir la solución.

Las organizaciones crediticias suelen realizar un extenso análisis de la solvencia de cada solicitante de crédito para determinar si este es o no solvente.

En este análisis, la empresa investiga toda la información de cada cliente con el objetivo de determinar si el riesgo del mismo es suficientemente bajo como para que se le conceda un préstamo. En la gran mayoría de los casos, existe un hecho determinante para la obtención de estos préstamos: el formar parte o no de una lista de morosos como la de ASNEF.

Si estás incluido en una de ellas, no te preocupes, aunque sea difícil que te concedan la financiación que necesitas, no es algo imposible. Sigue leyendo para conocer las mejores opciones de las que dispones para adquirir créditos rápidos con ASNEF.

¿Qué es ASNEF?

Primero, es importante que conozcamos qué es ASNEF exactamente y cuál es su función principal. Sus siglas hacen referencia a "la Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito" (ASNEF).

La Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito es una organización creada en 1957 y regulada por la Ley 19-1977 del 1 de abril sobre la regulación del derecho de asociación sindical. Nació por diversos motivos y desempeña una gran multitud de funciones, entre otras, la de procesar y almacenar datos de impagos y de morosidad.

Básicamente, se trata de una organización en la que las entidades asociadas comparten datos sobre morosidad, los cuales, a su vez, son accesibles por todos los integrantes. En otras palabras, en términos más coloquiales, el ASNEF es una especie de fichero o base de datos de morosidad. Cualquier persona que, por ejemplo, se haya retrasado un poco en la factura del gas o no haya devuelto un préstamo, aparecerá en estos ficheros.

¿Qué entidades pueden ver si estás en ASNEF?

Prácticamente todas las empresas integrantes del ASNEF podrán consultar si tus datos figuran en el registro. De hecho, si tienes interés en solicitar un préstamo, debes saber que la mayor parte de este proceso ocurre de forma automática, es decir, el sistema detecta si tu nombre figura en ASNEF o registros similares durante el proceso de solicitud del préstamo.

Así, las organizaciones integrantes del ASNEF suelen ser entidades bancarias y financieras, compañías de gas, luz o agua, compañías de telefonía y telecomunicaciones o aseguradoras, entre otros.

¿Existen otros registros similares al de ASNEF?

Debes tener en cuenta que ASNEF no es la única base de datos de este tipo que existe. También podemos encontrar otras como el RAI (Registro de Aceptaciones Impagadas) o el CIRBE (Central de Información de Riesgos).

Estas tres organizaciones suponen una gran fuente de información y datos sobre morosidad para todas las entidades financieras del país. En todas ellas, figuran todas aquellas personas que alguna vez han incurrido en algún tipo de impago. Es mediante la consulta de estos datos que las entidades financieras deciden si concederte o no ese crédito que puede que tanta falta te haga.

Cualquier tipo de impago, por pequeño que sea, es suficiente para que nuestro nombre figure en estos registros, desde una factura telefónica hasta la factura del gas.

Sin embargo, cualquier persona física o jurídica que sea incluida en estas listas, como la de ASNEF, deberá ser notificada, como máximo, en un periodo de 30 días después de ser incluido en esta lista.

Sigue leyendo para conocer más en detalle qué registros de morosidad existen y por qué tu nombre puede figurar en ellos.

¿Qué listados de morosidad similares al de ASNEF existen en España?

Aunque la ASNEF es el registro de morosidad más conocido, debes saber que no es el único, y que, al igual que con ASNEF, el mínimo impago de cualquier tipo de deuda puede hacerte aparecer en ellos.

Así, los listados de morosidad y bases de datos de deudas más importantes de España, son los siguientes:

  • ASNEF o EQUIFAX: La Asociación Nacional de Entidades Financieras. ASNEF es la organización titular de todos los datos de todas las deudas contraidas por personas físicas o jurídicas. Equifax, a su vez, es la organización a cargo de explotar y gestionar todos esos datos.
  • RAI: El registro RAI es un listado de morosidad que almacena datos únicamente de personas jurídicas o de personas físicas que realicen actividades económicas por cuenta propia. Es decir, solo pueden figurar en el mismo las empresas o autónomos. Además, las deudas deben ser superiores a 300 euros.
  • CIRBE: La Central de Información de Riesgos del Banco de España, conocida por sus siglas como CIRBE o CIR, es un servicio público encargado de gestionar las bases de datos de cualquier tipo de crédito concedido por cualquier entidad financiera, así como del riesgo de sus clientes. A diferencia del ASNEF, los datos de la CIRBE son actualizados constantemente. Así, las empresas del sector financiero utilizan esta base de datos para analizar de forma rápida el nivel de endeudamiento y de riesgo de particulares y empresas, para así determinar si estos son aptos para la concesión de préstamos.
  • FIJ: El FIJ o Fichero de Incidencias Judiciales, contiene todas las deudas de personas físicas con entidades gubernamentales o públicas.
  • BADEXCUG: Badexcug es un listado de morosidad gestionado por Experian Credit Bureau, en el que se recaba información sobre los impagos de personas físicas y jurídicas, funcionando de un modo similar al de ASNEF.
  • CIREX: Se trata de un listado gestionado por la Experian Credit Bureau, con la diferencia de que este requiere del consentimiento de la persona afectada para poder incluir sus datos. Su principal funcion es la de proporcionar inforamación a las empresas de crédito, con la que estas pueden determinar el riesgo y la solvencia de sus clientes. Asimismo, a diferencia de ASNEF, el CIREX también almacena información positiva sobre los mismos, generando una especie de historial crediticio para cada individuo.

Sea cual sea el listado de morosidad en el que apareces, el mejor consejo para no ser incluido en los mismos, o para incluso salir de ellos, es el de siempre estar al corriente de todas tus deudas y mantener un buen historial crediticio.

¿Cómo saber si tu nombre figura en el listado de ASNEF?

Si quieres solicitar uno o varios créditos y tienes dudas respecto a si tu nombre figura en listas como la del ASNEF, lo primero que puedes hacer es dirigirte a tu entidad bancaria y preguntar al respecto, para que sean ellos quienes consulten los datos en el propio listado del ASNEF y te faciliten una respuesta. Asimismo, también puedes contactar directamente con cualquiera de las organizaciones con las que hayas incurrido en cualquier tipo de impago en el pasado, y preguntar si ello supuso la inclusión de tu nombre en la lista del ASNEF y afines. Por último, también existe la opción de contactar directamente con ASNEF.

Asimismo, en el propio sitio web de ASNEF encontrarás todos los datos de contacto de la organización, desde su número de teléfono hasta su email, correo postal y fax.

¿Qué hacer si tu nombre figura en la lista de ASNEF?

Si tu nombre figura en el listado de ASNEF o en alguna lista de morosidad similar, evidentemente, pedir un préstamo resultará una tarea casi imposible. Aunque a lo largo del post vamos a ver varias opciones para solicitar préstamos con ASNEF, sería muy conveniente que intentases darte de baja de estas listas.

Así, solicitar la baja o cancelación de tus datos en el regitro será posible siempre que se cumpla alguna de las siguientes condiciones:

  • Si no has recibido ningún tipo de notificación o factura referente al impago por el que fuiste incluido en ASNEF.
  • Si la deuda no te pertenece o no es posible demostrar que te corresponde. Es decir, si no existe ningún tipo de prueba, como un contrato u otro tipo de evidencia, que demuestre tu relación con la entidad con la que incurriste en el impago.
  • Si ya has liquidado la deuda.

Para iniciar el proceso de borrado de tus datos, lo primero que tienes que hacer es acudir a tu banco (aunque esta no sea la entidad que te ha incluido en el listado) o bien visitar la propia web de ASNEF, en la que se explican detalladamente los pasos a seguir y se facilitan los formularios y trámites necesarios para iniciar el proceso de baja.

Asimismo, si tu nombre está en ASNEF, tienes derecho a solicitar información sobre la entidad que solicitó tu inclusión en el listado, las cantidades que debes y la fecha en la que tus datos fueron subidos a la lista.

Así, saliendo del listado habrá una mayor probabilidad de que te concedan cualquier tipo de préstamo que solicites. Sea cual sea el tipo de crédito o servicio financiero en el que tengas interés, estar en ASNEF dificultará muchísimo su concesión. No obstante, si aún no has podido salir de las listas, todavía hay esperanza. A lo largo del post te lo contaremos todo sobre cómo es posible obtener préstamos con ASNEF.

¿Cuáles suelen ser los motivos de inclusión en ASNEF?

Prácticamente cualquier persona puede llegar a ser incluida en un listado de morosos como el de ASNEF, sin necesidad de haber incurrido en un impago de grandes dimensiones. Basta con no abonar el importe de una pequeña e inocente factura mensual, sin importar el tamaño de la misma, para que los datos del cliente sean subidos a este tipo de listas.

Ello se debe a que las empresas que forman parte del ASNEF tienen, legalmente, el derecho a subir a este tipo de registros los datos de cualquier usuario que incumpla con cualquier tipo de obligación, sin importar la cuantía. Así, además del impago, las condiciones que se deben cumplir para que los datos de cualquier tipo de deudor sean subidos al listado son las siguientes:

  • Siempre debe existir un pago o deuda que no haya sido abonado en el plazo acordado, así como evidencias del impago del mismo.
  • No deberán haber pasado más de seis años desde la fecha de emisión de la factura o desde la fecha de vencimiento de la obligación, o en caso de tratarse de una deuda con vencimiento periódico, desde el plazo estipulado. En otras palabras, la antigüedad de la deuda o impago por la que una entidad pretenda incluir a un cliente en el ASNEF, debe ser inferior a 6 años.
  • El cliente deberá ser notificado de su incurrimiento en un impago. Legalmente, es requisito indispensable que el cliente haya sido informado de ello antes de que la compañía pueda subir sus datos al listado de morosos.

Asimismo, las empresas o entidades que decidan añadir a cualquier persona física o jurídica en ASNEF, tienen la obligación de notificar de ello al afectado en un plazo máximo de 30 días desde la fecha de la primera tramitación de estos datos en las listas. Incluso si una misma persona incurriese en varios impagos con una misma empresa, esta seguirá teniendo la obligación de informar y notificar al afectado de todas y cada una de ellas de forma individual.

Además, estas entidades también tienen la obligación de facilitar a los afectados cualquier tipo de información referente a su inclusión.

En última instancia, estas, además, tienen la posibilidad, aunque no la obligación, de eliminar los datos de morosidad de cualquier persona física o jurídica que hayan añadido al registro de ASNEF.

Finalmente, debes saber que tienes derecho a interponer una denuncia ante la Agencia Española de Protección de Datos si la empresa que incluyó tu nombre en la lista de ASNEF no cumplió los requisitos y procedimientos mencionados. Recuerda, además, que también es posible que dicho trámite en ASNEF se haya dado por error, en cuyo caso, por ejemplo, es posible contactar directamente con el propio ASNEF o incluso con la empresa que gestionó la subida de tus datos al registro, para solicitar su borrado.

¿Cómo salir del registro de ASNEF?

Desde luego, salir del registro de ASNEF puede ser la mejor opción de cara a intentar conseguir un préstamo. En líneas generales, los supuestos en los que a una persona física o jurídica le sería posible salir de ASNEF, son los siguientes:

  • Si la entidad de la que la persona física o jurídica ha sido cliente no ha notificado a la misma del impago de sus facturas o deudas. Si has sido incluido en ASNEF por algún tipo de impago del que no fuiste informado, tienes derecho a solicitar el borrado de tus datos del registro.
  • Si transcurre un plazo de 6 años desde la incluión de los datos de la persona física o jurídica en el fichero de ASNEF, o desde que se produjo el impago por el que esta fue incluida.
  • Si se realiza el pago de la deuda por la que la persona física o jurídica fue incluida en el fichero.

En adición a estas tres, existen algunas formas adicionales, algo más complejas, de poder salir del fichero de ASNEF.

En primer lugar, es posible llevar a cabo una reunificación de deudas. Esta maniobra financiera consiste en refinanciar todos los préstamos activos, mediante, valga la redundancia, otro préstamo, unificando así todos los créditos en uno solo. De esta forma, todas las deudas anteriores se considerarán saldadas, otorgando el derecho de salir del fichero de ASNEF.

Además de ello, esta herramienta tiene muchas otras ventajas, por ejemplo, al ser el importe del préstamo mayor, las tasas de interés y el periodo de devolución serán menores.

No obstante, recuerda que tu poder de negociación en lo referente a las condiciones del nuevo préstamo dependerán de tu solvencia actual y de tu historial crediticio. Si te encuentras en una situación económica mejor que la que tenías cuando solicitaste las deudas que ahora deseas reunificar, es muy probable que esta solución te interese.

Asimismo, si alguna vez se te ha denegado algún tipo de préstamo con ASNEF y tu nombre figura en el fichero, no por una, sino por varias deudas, debes saber que todas ellas también pueden ser reunificadas en este nuevo préstamo de carácter unificador, de forma que podrías salir a la vez de todas ellas.

Aunque todas estas operaciones qudarán registradas en tu historial crediticio, gracias a la reunificación tu nombre será eliminado del ASNEF, por lo que te resultará más sencillo solicitar préstamos de cualquier tipo.

En segunda instancia, existe la posibilidad de recurrir a la ley de la segunda oportunidad, aprobada por el Real Decreto-Ley 1/2015, el 27 de febrero. Se trata de un mecanismo habilitado en la Ley Concursal que, tras la tramitación del correspondiente procedimiento y el cumplimiento de todos los requisitos pertinentes, permite a las personas físicas obtener la remisión o el perdón de las deudas a cuyos pagos les resulte imposible hacer frente.

Básicamente, si tras la liquidación de tus propiedades y activos presentes sigues sin disponer de ningún tipo de capital con el que hacer frente al importe de las deudas contraídas, tendrás la posibilidad de recurrir a esta ley y el importe restante te será perdonado, brindándote así una "segunda oportunidad" para comenzar de cero financieramente.

Así, los requisitos legales para acogerse a esta posibilidad son los siguientes:

  1. Que la persona no haya sido declarada culpable. La persona física que se encuentre en este tipo de situaciones será declarada culpable si ha actuado con dolo o culpa grave del deudor (es decir, si ha exhibido algún tipo de negligencia para hacer frente a las deudas contraídas) en los dos años anteriores a la fecha de acogida a esta ley. El deudor también puede ser declarado culpable si presenta algún tipo de información falsa en los documentos utilizados para recurrir a la ley, si dificulta el embargo de sus bienes o si se considera que actua con mala fé.
  2. Que el deudor no haya sido condenado por delitos contra el patrimonio, contra el orden socioeconómico, contra la hacienda pública, contra la seguridad social o contra los derechos de los trabajadores, en los 10 años anteriores a la declaración de acogida a la ley.
  3. Que se haya celebrado o que se haya intentado celebrar algún acuerdo extrajudicial de pagos según el procedimiento previsto en la Ley Concursal, o que al menos se haya pagado el 25 % de los créditos ordinarios.

Por último, la ley de la segunda oportunidad no debe confundirse con la cancelación de deudas. Existen múltiples diferencias entre ambos conceptos, siendo la más fundamental de ellas, que la cancelación de una deuda no equivale al perdón de la misma. Básicamente, cuando las compañías de crédito recurren a una cancelación de deuda lo que en realidad están haciendo es clasificar dicha deuda como un impago y cesar en sus esfuerzos por recuperar su importe en el presente. Así, estas compañías pueden exigir su pago en el futuro, o vender esta deuda a terceros. Por supuesto, tu nombre continuaría listado en ASNEF, dificultándote la posibilidad de conseguir créditos.

¿Qué hacer para ser eliminado del ASNEF una vez saldadas las deudas?

Así, de todos los métodos vistos anteriormente, la forma más rápida de salir de ASNEF es pagar el importe o importes debidos con la mayor rapidez posible. Una vez hecho esto, el proceso de solicitud y trámite del borrado de los datos es muy sencillo, y el plazo de ejecución de los mismos, muy corto. Basta con ponerse en contacto con el propio ASNEF o con la compañía por cuya deuda fuiste incluido en la lista, notificar que has saldado la deuda y pedir que te borren del registro.

Si desconoces el importe de la deuda que debes pagar, o incluso qué deudas debes pagar per se, es también posible ponerse en contacto con ASNEF para recibir información a este respecto.

Si por cualquier motivo estuvieses interesado en presentar algún tipo de demanda judicial (por ejemplo, por haber sido incluido en las listas de ASNEF de forma no justificada), es aconsejable que recurras a algún tipo de asesoramiento legal profesional. También puedes ponerte en contacto con organizaciones como la Agencia Española de Protección Familiar.

Entonces, ¿Es posible conseguir préstamos con ASNEF?

Muchas entidades financieras especializadas son conscientes de lo fácil que puede llegar a resultar el ser incluido en alguna de estas listas de morosidad, como la lista de ASNEF.

Así, estas mismas entidades suelen estar especializadas en un tipo de servicio de crédito denominado "préstamos rápidos". Los préstamos rápidos son un tipo de préstamo con un plazo de devolución muy corto, normalmente no superior a 30 días, con unas condiciones de aceptación generalmente flexibles y con un plazo de solicitud y concesión casi inmediatos, de hecho, la totalidad del proceso suele realizarse por internet. En adición, el importe del préstamo rápido suele ser muy bajo, a la vez que sus tasas TAE suelen ser elevadas.

Así pues, muchas compañías especializadas en créditos rápidos ofrecen condiciones mucho más flexibles a este respecto, y tendrán en cuenta muchos otros factores relevantes para la concesión de crédito, como tu solvencia económica, tu historial crediticio o si posees algún tipo de aval o garantía, entre otros.

Por ejemplo, si posees una nómina que sirva de aval de tu solvencia, existen muchas entidades que estarán abiertas a concederte préstamos con ASNEF con nómina.

Si pese a ello todavía deseases solicitar un préstamo con ASNEF a través de un banco tradicional, debes saber que es casi imposible. Aunque existen algunos bancos más flexibles que otros, generalmente, sus políticas suelen ser muy estrictas con lo que respecta a la aparición de tu nombre en ASNEF, incluso si se trata de productos financieros de importes bajos como un crédito rápido o un crédito online.

Si necesitas dinero de forma urgente e inmediata, y tu nombre está en ASNEF, la mejor opción siempre va a ser la via del crédito rápido. Asimismo, dentro de este tipo de servicio crediticio existen muchas ofertas disponibles, todas ellas con condiciones muy distintas, divergiendo en variables como el plazo de devolución o la tasa anual TAE. Es importante buscar y comparar estas ofertas de forma exhaustiva, ya que imaginamos que no querrás perderte las que tengan las mejores condiciones y pagar de más (Pej: tener unas tasas TAE mayores), ¿verdad?. ¡A nadie le gusta perder dinero a lo tonto!.

Navegar por esta gran multitud de ofertas es una tarea laboriosa, y es probable que analizarlas todas para encontrar la que más se adapte a ti sea un proceso que te lleve semanas.

Resulta irónico, necesitas dinero rápido, y existen empresas dispuestas a concerderte créditos con ASNEF de forma casi inmediata, no obstante, existen tantas que el proceso de búsqueda de la oferta con las mejores condiciones puede tardar más que el propio proceso de solicitud y aceptación del crédito.

No te preocupes, existe solución para este problema; te recomendamos que utilices un comparador automático de ofertas crediticias como el de Moni365

Moni365 es una base de datos de entidades financieras, así como de las respectivas ofertas crediticias que estas poseen, que, en función de unos parámetros básicos y sencillos que introduzcas (básicamente el plazo de devolución y el importe del préstamo), buscará y te enviará, de forma automática y en cuestión de minutos, los préstamos con las mejores condiciones, para que puedas tomar la decisión final. De esta forma, el proceso de búsqueda y selección de un préstamo se reduce de semanas a minutos. Así pues, si quieres, puedes conseguir uno o más minicréditos con ASNEF ya mismo.

¿Es posible obetner un préstamo con ASNEF?

Tipos de préstamos con ASNEF

Existen una gran cantidad de tipos de créditos bancarios, siendo los más demandados los créditos rápidos (también denominados préstamos urgentes) y los préstamos personales. Existen diferencias importantes entre ambos, especialmente en lo referente a la flexibilidad de concesión con ASNEF. Así, será importante que valores tu situación y decidas qué tipo de préstamos te conviene más.

Los préstamos rápidos

Un préstamo rápido es un tipo de crédito concedido para ayudar a hacer frente a necesidades de dinero urgentes. Así, el importe del préstamo suele ser pequeño, las tasas anuales equivalentes o tasas TAE suelen ser altas, el plazo de devolución corto y el periodo de aprobación rápido, en ocasiones, este suele llevar tan solo minutos.

En muchas ocasiones, para solicitar este tipo de préstamos no es necesario presentar ningún tipo de garantía, y por lo general, su aprobación es factible incluso si tu nombre aparece en la lista de ASNEF. Aun así, si estás interesado en solicitar un préstamo con ASNEF y nómina, préstamos con ASNEF sin nómina, o cualquier tipo de préstamos rápidos con ASNEF, debes saber que el aporte de avales y garantías de solvencia mejorará las probabilidades de concesión del préstamo, así como sus condiciones. ¡Sigue leyendo para conocer todo lo que necesitas saber sobre los minicréditos con ASNEF!

Características de los créditos rápidos

Las características de los préstamos rápidos suelen ser las siguientes:

  • El importe del préstamo suele ser muy bajo: si necesitas cuantías mayores, puede que este no sea el tipo de crédito más adecuado para ti. No obstante, ten en cuenta que, cuanto mayor sea el importe del préstamo, mayores serán los requisitos y las garantías que se te exijan.
  • Plazos de devolución: suelen ser inferiores a 30 días, aunque en ocasiones pueden extenderse hasta 1 año, y en función de la oferta seleccionada y de lo pactado con la entidad acreedora, también es posible devolver el préstamo en cuotas.
  • Los intereses o tasas TAE: al tratarse de préstamos con pocas garantías y de cantidades muy bajas, las tasas de interés, como la TAE, suelen ser elevadas.

Finalmente, cabe mencionar que muchas compañías que conceden préstamos online, como los denomidanos préstamos rápidos con ASNEF, suelen tener ofertas especiales para nuevos clientes, por ejemplo, en ocasiones pueden incluso llegar a ofrecer préstamos sin intereses.

Así, el buscador de Moni365 tiene ofertas en su base de datos de hasta 300 euros gratis (es decir, sin ningún tipo de tasa de interés, como las TAE) si vas a solicitar tu primer préstamo.

Los préstamos personales

Los préstamos personales están pensados para cubrir necesidades de financiación de cuantías mayores, desde unos pocos miles hasta las decenas de miles de euros. Su período de solicitud y de aprobación es más largo, su plazo de devolución es mayor, y sus tasas anuales equivalentes o tasas TAE suelen ser menores que en los préstamos o créditos rápidos. No obstante, las garantías y requisitos solicitados a los demandantes de financiación suelen ser mayores. Por ende, aunque no es imposible, este tipo de préstamos no es compatible con ASNEF, es por ello que no indagaremos más en los mismos.

¿Es posible pedir un préstamo con ASNEF con nómina?

Como es lógico, aportar una nómina que sirva como aval de tu solvencia maximizará las probabilidades de que se te conceda un préstamo y te permitirá obtener mejores condiciones (Pej: puede que el plazo de devolución sea más flexible o que el periodo de recepción sea menor). No obstante, recuerda que ello dependerá del tipo de producto financiero o préstamo que escojas y del tipo de empresa crediticia a la que te dirijas. Por norma general, los préstamos rápidos mediante empresas especializadas en la concesión de los mismos suelen ser la mejor opción de cara a pedir préstamos con ASNEF y nómina.

¿Es posible conseguir un préstamo con ASNEF sin nómina?

Muchas entidades financieras ofrecen préstamos con ASNEF sin si quiera solicitar el aporte de una nómina. Asimismo, existen otras entidades especializadas en la concesión de minicréditos con ASNEF que pueden ser algo más exigentes. En estos casos es posible que te soliciten algún tipo diferente de aval de tu solvencia.

Por ejemplo, si eres un pensionista, un autónomo, o una persona en situación de desempleo pero percibiendo algún tipo de ingreso mensual, es muy probable que aportar una nómina no sea un requisito indispensable para la concesión de un préstamo rápido, no obstante, tendrás que aportar algún tipo de justificante de los ingresos mencionados.

¿Qué hacer si se trata de tu primer préstamo pero estás en ASNEF?

Por norma general, las empresas de crédito consultarán los mismos indicadores de solvencia que consultarían si no se tratase de tu primer préstamo, por lo que la principal diferencia reside en tu historial crediticio; los clientes de este tipo de producto financiero más experientados tendrán un mejor historial crediticio. No obstante, esto no supondrá ninguna barrera significativa para la obtención de préstamos, los pasos a seguir y alternativas disponibles serán las mismas independientemente de que sea tu primer préstamo.

Requisitos para solicitar préstamos con ASNEF

Si quieres obtener un préstamo con ASNEF, es importante que conozcas los distintos requisitos legales al respecto. Es cierto que, tal y como hemos visto anteriormente, las condiciones suelen ser muy flexibles y holgadas, no obstante, existen unos requisitos mínimos que se deben cumplir:

  • Ser mayor de 18 años: No obstante, existen entidades en las que la edad mínima oscila entre los 21 y los 25 años, y la máxima entre los 65 y los 71 años.
  • Ser residente en España o poseer la nacionalidad española: es imprescindible poseer algún tipo de documento que acredite nuestra situación regular en España, como el DNI, el NIE o el pasaporte.
  • Ser titular o cotitular de una cuenta bancaria: en la que se hará el ingreso del dinero rápido.

Existen otros requisitos referentes al aporte de garantías de solvencia, pero suelen presentar una mayor variedad en función de las distintas entidades crediticias. Algunas estarán dispuestas a concederte un préstamo con ASNEF, otras estarán abiertas únicamente si se trata de un préstamo rápido con ASNEF y nómina, entre otros.

Existen algunas empresas y entidades que extendieron la edad mínima hasta los 25 años para poder optar al préstamo o crédito también, hay otras que exigen la presentación de una nómina como requisito obligatorio para poder justificar una fuente de ingresos fija. Eso sí, es de vital importancia ratificar la condición de residente en España. Aunque se tenga la nacionalidad española, si no se reside en el país, la solicitud de crédito será automáticamente negada.

Documentación necesaria para solicitar préstamos con ASNEF

La documentación necesaria para solicitar cualquier tipo de crédito rápido con ASNEF, es la siguiente:

  • Algún documento que acredite tu situación regular en España, como el DNI o el NIE.
  • Tu número de cuenta bancaria, en el que se hará el ingreso del dinero.
  • En ocasiones, la entidad acreedora puede solicitar algún tipo de garantía, como una nómina o algún justificante de tus ingresos.

¡Y ya está!. Así de fácil resulta obtener préstamos con ASNEF, es suficiente con la documentación básica que siempre tenemos a mano.

Pasos a seguir para obtener un préstamo online con ASNEF

Como ya hemos visto, que tu nombre aparezca en ASNEF no es el fin de la historia. Es cierto que la mayoría de bancos tradicionales no te concederán casi ningún tipo de préstamo si estás en ASNEF, no obstante, hoy en día existen muchos instrumentos de financiación especializados o incluso diseñados exclusivamente para personas en este tipo de situaciones; como los créditos rápidos.

No obstante, si quieres encontrar los créditos con las mejores condiciones (Pej: con tasas TAE competitivas) posibles, tendrás que realizar una búsqueda muy muy laboriosa y exhaustiva.

Así, si deseas solicitar un crédito online con ASNEF, y necesitas el dinero para ayer, es recomendable recurrir a algún tipo de comparador de ofertas de préstamos (de créditos rápidos, como créditos con ASNEF), como el de Moni365.

Por ejemplo, con el sitio web de Moni365 puedes encontrar y solicitar tu crédito online con ASNEF en cuestión de minutos. Básicamente, Moni365 es una base de datos de empresas de crédito y de sus respectivas ofertas de préstamos, que compara automáticamente, por medio de sus algoritmos, las mejores ofertas disponibles, para ofrecerte la que más se adapte a tus necesidades.

Tras introducir en su sitio web el importe del préstamo deseado y su respectivo plazo de devolución, su algoritmo comparará todas las ofertas de préstamos existentes, y te devolverá aquellas con las mejores condiciones, ¡todo en cuestión de minutos!

En menos de 15 minutos recibirás las mejores ofertas en base a los parámetros especificados. Asimismo, proceder con la que elijas será muy sencillo, únicamente se te solicitarán datos de carácter básico como el DNI o el número de cuenta bancaria. Muchas de estas ofertas de crédito poseen condiciones altamente flexibles, sin ser requisito indispensable la no pertenencia a ninguna lista de morosidad como la de ASNEF.

En definitiva, ¡conseguir préstamos online con ASNEF es posible y fácil!

Consejos para que te aprueben la solicitud de un préstamo con ASNEF

Pedir un crédito puede resultar algo laborioso, principalmente debido a la gran cantidad de prueba y error a la que los clientes deben someterse para conseguirlo. Por ejemplo, si te encuentras en una mala situación económica, es probable que tu banco rechace la solicitud de tu préstamo, obligándote a consultar otras entidades financieras, y así una detrás de la otra.

Debido a ello, muchos clientes optan por solicitar préstamos online en empresas especializadas en los mismos, pues estas suelen requerir un número de trámites menor y el proceso de solicitud suele ser más rápido.

Además de buscar una empresa especializada para solicitar un préstamo de forma rápida, estos son otros tips importantes que podrán ayudarte en el proceso:

  • Mantén un historial crediticio sano.
  • Si tras años como cliente en de tu banco de toda la vida no te conceden un préstamo, no dudes en recurrir a otros bancos o a otros tipos de entidades financieras, como las empresas especializadas en préstamos online.
  • Mantener una relación deuda-ingresos lo mas sana posible
  • En el caso de la solicitud de créditos online, proporcionar más información y documentación de la que se pide en los formularios, siempre que sea posible.
  • Si tu compañía de crédito actual te ha denegado un préstamo, siempre puedes recurrir a otra, preferiblemente que esté especializada en algún tipo de préstamo concreto.

¿Cuál es el plazo de aprobación de un préstamo una vez solicitado?

Los préstamos rápidos se caracterizan precisamente por su inmediatez y flexibilidad. Tras tramitar la solicitud, las compañías especializadas en la concesión de este tipo de préstamos suelen dar una respuesta en menos de 24 o 48 horas, en muchas ocasiones, incluso en minutos, sin si quiera importar si tu nombre aparece en alguna lista de morosidad (como la de ASNEF).

Así, si apareces en ASNEF y no tienes tiempo para estar rellenando formularios y trámites para intentar salir de dicha lista de morosidad, debes saber que la mayoría de empresas de créditos rápidos te permitirán pedir un préstamo con ASNEF sin que ello afecte en absoluto al plazo de recepción del dinero o al número de trámites a realizar.

¿Qué hay que hacer para devolver un préstamo rápido?

Una vez llegado el momento de devolver un préstamo, se tiene la opción de devolución por diversas formas. Las mas comunes suelen ser:

  • Pago con tarjeta. El funcionamiento es el mismo que cuando realizas una compra online. Acudiendo al sitio web de la entidad acreedora podrás realizar el pago del importe del préstamo mediante tu tarjeta.
  • Transferencia bancaria. Mediante una transferencia bancaria, podrás enviar el dinero desde tu cuenta a la de la entidad con la que solicitaste el préstamo. Tambien es posible realizar un deposito en efectivo en la cuenta de la compañía acreedora desde cualquier oficina bancaria .
  • Domiciliar el importe del préstamo en cuotas es la opción más común para la devolución de créditos de cuantías elevadas. Para ello, se debe proporcionar a la entidad acreedora el número de cuenta en la que se quiere realizar la domiciliazión de dicha cuota.

¿Qué pasa si no puedo devolver el importe del préstamo?

Sí no te es posible devolver un préstamo rápido, debes saber que las empresas especializadas en la concesión de los mismos suelen tener condiciones de renegociación bastante flexibles. Así, una primera posibilidad es ponerse en contacto con las mismas e informarles de tu situación, con el objetivo de obtener un aplazamiento. Puedes encontrar los datos de contacto de estas empresas en el sitio web de las mismas, o en el propio recibo del préstamo.

De lo contrario, si no llegas a un acuerdo o directamente no notificas a la entidad acreedora de ninguna forma, el impago del préstamo podría suponer la subida de tus datos en el registro de ASNEF y el aumento de las tasas de interés, incluyendo las TAE. Asimismo, es posible que se apliquen comisiones adicionales en función de la duración del impago. En los peores casos, la entidad prestamista puede recurrir a la via judicial para exigir el cumplimiento de tus obligaciones y la devolución del préstamo concedido.

Por todo ello, es importante que selecciones ofertas con condiciones flexibles y que analices exhaustivamente tu situación de solvencia.

Recomendaciones finales a la hora de solicitar un préstamo con ASNEF

Buscar créditos con ASNEF no es una tarea fácil, especialmente, tal y como ya hemos visto, si queremos hacerlo por vias tradicionales. Una vez conseguido un préstamo con ASNEF, o durante el proceso de solicitud del mismo, es fundamental tener en cuenta las consideraciones siguientes:

  • Es de vital importancia comparar todas las ofertas de créditos con ASNEF posibles, pues estas presentarán variaciones importantes en cuestiones tan fundamentales como el importe del préstamo, el plazo de devolución o las tasas TAE. Así, es posible que por no investigar la suficiente dejes pasar alguna oferta de crédito con la que se te concedan importes mayores a tasas de interés más bajas. Si quieres encontrar el mejor crédito con ASNEF, ¡No dudes en busacar bien!
  • Lee exhaustivamente y con detenimiento las condiciones de cada oferta de crédito. Puede que dejes pasar detalles importantes, como comisiones extra o supuestos especiales, que puedan ser relevantes para tu situación.
  • Para agilizar el proceso de búsqueda y solicitud, es recomendable utilizar algún tipo de comparador automático de ofertas de crédito, como el de Moni365. Si no tienes tiempo para estar contactando con decenas de entidades preguntando si el importe del préstamo será suficiente o qué tasas de interés te aplicarán, esta puede ser la mejor solución. No solo obtendrás las mejores ofertas en cuestión de minutos, ahorrándote una larga y tendida búsqueda, sino que, además, todas ellas te serán presentadas en un formato muy claro y fácilmente entendible. Algo esencial si no eres un conocedor a fondo de la jerga financiera o crediticia. Para empezar, basta con que entres al sitio web de Moni365 e introduzcas los parámetros solicitados.

En definitiva, hoy en día es más fácil que nunca conseguir créditos con ASNEF. Tanto si se trata de un primer préstamo con garantías como de un crédito con ASNEF sin nómina, bastará con rellenar un sencillo formulario en alguna plataforma de comparación de préstamos, indicar la duración y el importe del mismo ¡y listo!