Existen muchas formas de acabar metido en este tipo de listas de morosidad, y a veces, esto puede sucederte incluso por razones tan simples como errores burocráticos o administrativos en la tramitación de tus facturas.

Pero no te preocupes, existen tipos de préstamos que te ayudarán en estos casos: préstamos con ASNEF y nómina, préstamos personales con ASNEF o préstamos rápidos, entre otros.

Sea cual sea tu situación, en el artículo de hoy te enseñaremos de qué opciones dispones, qué tipo de préstamo te conviene más y cómo puedes conseguir préstamos con ASNEF. ¡Sigue leyendo!.

Cómo conseguir un préstamo con ASNEF

préstamo con ASNEF

¿Qué es ASNEF?

ASNEF, o por sus siglas, la Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito, es una organización crediticia que opera en territorio español. Dicho así, su función y objeto real pueden parecer un poco confusos, por lo que vamos a explicarlo de forma más sencilla y clara; Básicamente, ASNEF es una base de datos de morosos que comparten la mayoría de entidades crediticias y de préstamos de capital privado operando en territorio español.

¿Cuándo te pueden poner en el ASNEF?

Para formar parte de este fichero de morosidad, no es necesario haber caído en el impago de altos importes de dinero o ser altamente insolventes, en ocasiones, un mero retraso en los pagos de algo tan simple e inocente como la factura del móvil puede hacerte entrar en la lista. En adición, una vez dentro, salir de ASNEF es algo arduo y costoso.

¿Qué consecuencias tiene estar en el ASNEF?

Entre otros, Estar en la lista de ASNEF reducirá las posibilidades de que obtengas cualquier tipo de crédito con cualquier entidad. Muchos bancos tienen políticas muy estrictas al respecto. No obstante, solicitar y conseguir préstamos con ASNEF no es algo imposible. Sigue leyendo para informarte de las opciones de las que dispones

¿Qué son los préstamos con ASNEF?

Es muy probable que estés algo perdido con toda esta terminología. Es cierto, es algo confusa y suena muy raro.

Si eres nuevo en el mundo de la banca y los préstamos personales, puede que te sientas algo confundido al escuchar eso de "con ASNEF", por ejemplo, es probable que hayas leído cosas como que alguien quiere solicitar un préstamo con ASNEF o que alguien está interesado en préstamos con ASNEF y nómina.

No, ASNEF no es una entidad bancaria ni concede préstamos, es meramente un fichero de morosidad, en la jerga crediticia "con ASNEF" significa "pese a estar inscrito en ASNEF", "Con ASNEF y nómina" significa que estás inscrito en ASNEF pero que dispones de una nómina como aval de tu solvencia, y finalmente, "Con ASNEF sin nómina", por lo tanto, significa que estás en ASNEF, pero que no dispones de una nómina.

Así, existen tipos de préstamos que aceptan a prestatarios que estén en las listas de ASNEF (préstamos con ASNEF) o préstamos que aceptan a este tipo de clientes, pero si disponen de nómina ("préstamos con ASNEF y nómina").

Generalmente, no existen productos de financiación (préstamos) exclusivamente diseñados para clientes en el ASNEF per se. Básicamente, en lugar de estar designando una tipología concreta de préstamos, a lo que se está haciendo referencia con esta terminología es a una condición particular de los mismos; a si aceptan o no a personas en el ASNEF.

¿Es posible conseguir préstamos pese a estar en ASNEF?

Muchas entidades financieras son conscientes de lo fácil que puede resultar ser listado en estos ficheros de morosidad, así como de lo difícil que resulta salir de los mismos, por lo que, generalmente, tendrán un enfoque más flexible y comprensivo.

No obstante, la respuesta a si es posible conseguir préstamos con ASNEF es muy relativa, dependerá de factores como tu historial crediticio, tu solvencia, si dispones de algún tipo de garantía, del tipo de crédito que quieras solicitar, entre muchas otras cosas.

Por ejemplo, si dispones de una nómina con la que demostrar a las entidades financieras acreedoras que eres solvente, las posibilidades de conseguir el crédito que necesitas aumentan considerablemente, pese a estar en ASNEF.

Si pese a ello, solicitar un préstamo personal o un crédito rápido, sigue resultándote algo imposible con las entidades y bancos tradicionales, quizás deberías considerar la posibilidad de solicitar un crédito online. Generalmente, las entidades que ofrecen préstamos personales o créditos rápidos de forma online, suelen ser mucho más abiertas y flexibles en lo que respecta a los préstamos con ASNEF.

Como ves, tal y como hemos mencionado, existen muchas variables y posibilidades a considerar en función de tu situación y en función del plazo, la tasa anual equivalente TAE que estés dispuesto a aceptar y el tipo de préstamo con ASNEF que quieras solicitar. A continuación, indagaremos en todas ellas y analizaremos cuál es la que más te conviene.

¿Qué tipos de préstamos existen y cuál es el que necesitas?

Préstamos con ASNEF

Existen una gran cantidad de tipos de préstamos bancarios. No obstante, los que suelen ser más comúnmente demandados son los préstamos rápidos o urgentes y los préstamos personales.

Existen importantes diferencias entre los préstamos personales y los préstamos urgentes, cada uno aplicable a un tipo de necesidad de dinero concreta, y cada uno, con sus ventajas y desventajas únicas.

Los préstamos rápidos o urgentes

En líneas generales, un préstamo urgente o rápido es un tipo de crédito concedido para hacer frente a pequeñas e inmediatas necesidades de dinero. Su periodo de aprobación suele ser muy rápido, en ocasiones, conseguirlos puede llevar minutos, sus tasas anuales equivalentes o tasas TAE suelen ser más altas, sus plazos de devolución cortos, y los importes prestados, pequeños.

En muchas ocasiones, para solicitar este tipo de préstamos no es necesario aportar ningún tipo de garantía, y generalmente, su solicitud y aprobación suele ser factible pese a que estés en ASNEF. Si buscas préstamos con ASNEF y nómina, préstamos con ASNEF sin nómina y/o préstamos rápidos con ASNEF, siempre que el importe que necesites no sea muy elevado, este tipo de préstamos puede ser la opción adecuada para ti y que más ventajas presente.

Los préstamos personales

Por otro lado, los préstamos personales son créditos de un importe mayor, de entre miles a decenas de miles de euros, su período de solicitud y de aprobación es más largo, su plazo de devolución es mayor, y por ende, sus tasas anuales equivalentes o tasas TAE suelen ser menores que en los préstamos rápidos.

No obstante, los avales y garantías que el banco te solicitará suelen ser mayores. Si te interesa solicitar un préstamo con ASNEF, esta puede que no sea la mejor opción. Ten en cuenta que el banco está desembolsando una importe de dinero mayor, por lo que te pondrá más trabas.

Los préstamos inmediatos

Los préstamos inmediatos entran dentro de la categoría de los préstamos online, se caracterizan por su bajo importe, sus cortos plazos de devolución, sus ligeros requisitos de concesión y la inmediatez con la que se produce la recepción del dinero.

Como hemos visto anteriormente, estar en el listado de ASNEF o afines no es un factor determinante a la hora de decidir si se concede un préstamo por parte de las empresas especializadas en los créditos online.

Es cierto que con ASNEF puede resultarte algo más difícil, pero no es imposible. Muchas empresas de créditos rápidos online están especializadas en este tipo de clientes.

Ten en mente que se trata de préstamos de un importe muy pequeño, y que, precisamente, el motivo por el que se diseñaron es de ayudar a gente con problemas de liquidez o con problemas económicos a hacer frente a gastos inesperados.

Por ello, ¡tiene mucho sentido que existan entidades que aceptan ASNEF!

Y es, de hecho, posible hacerlo incluso sin nómina, todo dependerá del importe y del plazo de devolución en los que estés interesado, claro.

Por otra parte, en la banca tradicional, por defecto, la mera presencia de tu nombre en ASNEF bloqueará de forma automática cualquier tipo de maniobra de financiación crediticia que intentes ejecutar.

Los sistemas informáticos de los bancos tradicionales están conectados con todos los registros y bases de datos de morosidad, y están programados para detener cualquier tipo de operación de financiación a nombre de personas físicas o jurídicas que aparezcan en ellos.

¿Es posible recibir créditos rápidos con ASNEF?

Por lo general, la figura del préstamo rápido suele ser la más flexible en lo que respecta a las garantías y requisitos necesarios para la solicitud de un préstamo, aunque suele tener un coste mayor.

En adición, existen muchas empresas especializadas en este tipo de servicios financieros, en la concesión de préstamos rápidos o urgentes, y estas suelen ser mucho más comprensivas que los bancos tradicionales en lo que a los préstamos con ASNEF se refiere.

¿Es posible recibir préstamos personales con ASNEF?

Como hemos descrito, los préstamos personales suelen involucrar importes mayores, por lo que las garantías solicitadas son más estrictas. Así, a no ser que puedas probar a la entidad crediticia acreedora que eres solvente, no podrás solicitar Créditos rápidos con ASNEF.

De hecho, en la mayoría de bancos convencionales, incluso si has probado tu solvencia y capacidad para devolver la deuda, el mero hecho de aparecer en la lista de morosidad de ASNEF imposibilitará la concesión del crédito, ya que sus bases de datos y sus sistemas informáticos están conectados con todas las listas de morosidad de España e incluso de otros países. De esta forma, cuando en tu oficina, o a través de la banca electrónica, te dispongas a solicitar y tramitar un préstamo personal, pese a ser solvente, el sistema informático del banco impedirá de forma automática la realización de la operación.

Otros tipos de préstamos

Existen muchos otros tipos de opciones crediticias, como las tarjetas de crédito o los préstamos revolving, no obstante, los créditos rápidos o urgentes y los préstamos personales son los más comunes y recomendadas si estas en el ASNEF.

Con qué instrumento crediticio tendré una mayor probabilidad de obtener un préstamo

Por lo general, si quieres solicitar préstamos con ASNEF, es mucho más probable que los consigas mediante la figura del préstamo rápido, es decir, solicitando un importe bajo. Además, muchas entidades financieras ofertantes de servicios de préstamos rápidos, ofrecen préstamos con ASNEF incluso sin nómina.

Si tienes otras opciones en mente y no sabes con cuál tendrás una mayor probabilidad de conseguir créditos con ASNEF, sigue la siguiente regla para realizar la estimación de dicha probabilidad: cuanto más alto sea el importe a solicitar, y menos garantías puedas ofrecer, menos probabilidades hay de que consigas el crédito, por otro lado, cuanto menor es el importe, y mayores son las garantías, por ejemplo, si puedes aportar una nómina o un aval, entonces, mayor es la probabilidad.

En caso de que el importe sea pequeño, pero no dispongas de garantías, por ejemplo, si estás interesado en solicitar un crédito con ASNEF sin nómina, entonces, las probabilidades se encuentran a mitad camino, tendrás que buscar bien la entidad que esté dispuesta a prestarte y la oferta crediticia que mejor adecúen a tu situación.

Normalmente, este proceso de búsqueda suele resultar algo pesado y laborioso. Puede que necesites el dinero urgentemente, de forma inmediata, y que tengas cosas más importantes en la cabeza que el tener que estar comparando numerosas tasas anuales equivalentes TAE de distintas ofertas o el tener que estar contactando con múltiples entidades bancarias.

obtener un préstamo

Si quieres evitar perder todo ese tiempo y ahorrarte este pesado esfuerzo, te aconsejamos echarle un ojo a la plataforma de Moni365. Se trata de una base de datos de entidades financieras y de sus respectivas ofertas crediticias (principalmente, de créditos rápidos).

Tú única tarea consiste en seleccionar el importe que necesitas y el plazo en el que lo quieres devolver, y la herramienta buscará y seleccionará de forma inteligente las ofertas de préstamos que más se adapten a tus necesidades, mostrándote de forma clara y entendible todo lo que necesitas saber de cada una, como el coste, la tasa de interés, los períodos de devolución aceptados, entre otros.

Además, muchas de las entidades de crédito en la base de datos de Moni365 son altamente flexibles y suelen presentar múltiples ventajas; suelen ser menos estrictos con las garantías y conceder crédito con ASNEF más frecuentemente.

¿Qué opción escoger para préstamos con ASNEF y nómina?

Una vez analizados los tipos de préstamos más demandados por los prestamistas en ASNEF, veamos qué puedes hacer exactamente si estás en la lista pero dispones de una nómina.

Sin duda, gran parte de tu éxito en la solicitud y aprobación de un crédito dependerá de tres variables: de los ingresos mensuales que te reporta dicha nómina, de tu nivel de gastos y de tu situación financiera actual.

A grosso modo, las entidades bancarias suelen estudiar estos tres factores principales para analizar la solvencia de un prestatario.

Puede que el importe de tu nómina sea alto, pero que tengas, a su vez, unos gastos mensuales elevados y varias deudas, de forma que tu liquidez y tu capacidad total para hacer frente a costes nuevos sea muy limitada. Suena lógico, ¿no?.

El primer paso es pues, analizar tu propia solvencia, es decir, la relación entre tus deudas y tus gastos actuales y tus ingresos. Si crees que es elevada, entonces podrás obtener fácilmente préstamos con ASNEF y nómina. Especialmente si se trata de préstamos rápidos con ASNEF.

Si tu solvencia es baja, como hemos mencionado anteriormente, es probable que tengas más suerte con los préstamos al instante (también conocidos como créditos rápidos); recuerda que suelen ser más flexibles en cuanto a los requisitos solicitados.

¿Es posible solicitar créditos con ASNEF sin nómina?

Como hemos explicado anteriormente, la respuesta es un "depende". Las nóminas no son el único tipo de aval de nuestra solvencia que podemos presentar, y la solvencia, es un concepto más amplio, que no se limita meramente a la cantidad de ingresos mensuales que recibas.

¿Qué importe deseas solicitar? ¿Cuántas deudas tienes actualmente? ¿Cuál es tu capacidad para, mediante otro tipo de ingresos o activos financieros, hacer frente a las nuevas deudas contraídas?. Como ves, la respuesta a si es posible solicitar créditos con ASNEF sin nómina es algo amplia y relativa. La cuestión no depende de tu nómina, sino de tu solvencia.

En última instancia, el banco necesita tener la seguridad de que podrás devolver el crédito, sea o no mediante una nómina.

Si sabes que podrás responder con holgura a deudas nuevas, y así se lo transmites y haces ver al banco, entonces tus probabilidades de obtener un crédito serán mayores.

Si por el contrario, tu potencial de solvencia futura es algo limitada, te aconsejamos no incurrir en más deudas. No obstante, puede que de verdad necesites el dinero de forma urgente y que no te quede más remedio que recurrir a la figura del préstamo. Si esa es tu situación, será mucho más probable que consigas el préstamo mediante el instrumento del crédito rápido descrito anteriormente. Podrás realizar todo el proceso de forma online, rápida, flexible y sin la necesidad de aportar garantías imposibles.

En resumen, ¿es realmente posible solicitar préstamos con ASNEF?

Sí. A modo resumen de todo lo visto hasta aquí, es perfectamente plausible obtener créditos con ASNEF, no obstante, es muy poco probable que estos sean del tipo personal (préstamos personales) y que sean concedidos por entidades o productos bancarios convencionales, menos flexibles y más orientados a los préstamos de grandes importes de dinero.

Tanto si quieres conseguir préstamos con ASNEF con o sin nómina, la opción más rápida y probable es la del préstamo rápido o urgente. Recuerda que se trata de un tipo de crédito obtenible de forma online, rápida e inmediata, sin necesidad de aportar grandes garantías y sin apenas papeleo. Las entidades acreedoras de este tipo pueden prestarte el dinero en menos de 24 o 48 horas, y en muchos casos, la recepción puede darse incluso en cuestión de minutos.

¿En qué tipo de entidades es posible solicitar un préstamo con ASNEF exactamente?

Puedes solicitar un préstamo con ASNEF en cualquier entidad financiera que disponga de este tipo de condiciones (que acepten prestatarios en ASNEF) o que ofrezca algún tipo de préstamo rápido dentro de su gama de productos crediticios. Así, no es imposible conseguir este tipo de préstamos (con ASNEF) mediante entidades convencionales o mediante tu banco de toda la vida, no obstante, estos suelen centrarse en el ofrecimiento de préstamos sin ASNEF y con altas garantías.

Para asegurarte, puedes entrar en la web de tu banco o contactar con ellos y preguntar al respecto. Sin embargo, te adelantamos de antemano que la respuesta no será positiva. Encontrar préstamos con ASNEF o préstamos rápidos con garantías flexibles a través de estas entidades financieras es una tarea muy difícil.

Es cierto que no es imposible, pero casi.

Por otro lado, existen otro tipo de entidades crediticias especializadas en el ofrecimiento de créditos rápidos o de créditos con requisitos más flexibles, como es el caso de los créditos con ASNEF (es decir, créditos que pueden ser concedidos a prestatarios en listas de morosidad, como la del ASNEF). La forma de operar de las mismas y de gestión y aprobación del crédito suele ser online, para así acelerar el proceso al máximo posible y que puedas disponer de tu préstamo rápidamente.

El listado de empresas en este sector es inmenso y muchas de ellas operan a nivel internacional. Entre ellas, podrás encontrarte con ofertas de préstamos de todo tipo, algunas aceptarán ASNEF sin nómina, otras únicamente ASNEF con nómina, algunas pedirán algún tipo de garantía de solvencia adicional, otras no, etc...

Antes de solicitar tu crédito, te aconsejamos que leas con detenimiento todas las ofertas disponibles y analices el mayor número posible de las mismas. Te encontrarás con que las tasas TAE varían drásticamente de unas entidades a otras, que el importe mínimo y el importe máximo son distintos en según que oferta, entre muchas otras cuestiones.

Para ahorrarte todo este proceso de minuciosa comparación y búsqueda y que puedas solicitar préstamos de forma rápida, te aconsejamos utilizar bases de datos de entidades financieras y de ofertas crediticias.

Las bases de datos de entidades financieras y de ofertas crediticias son lo que el propio nombre indica, ficheros o registros de información de todas las empresas financieras, y de todas las ofertas de crédito que disponen.

Si esta terminología te parecerte algo compleja y piensas que se trata de herramientas difíciles de utilizar, ¡Todo lo contrario!. Utilizarlas es tan fácil y sencillo como usar un comparador de vuelos.

Por ejemplo, con la plataforma de Moni365, basta con que introduzcas el importe a solicitar y el tiempo durante el que necesitarás el préstamo y la herramienta hará toda la búsqueda por ti. En cuestión de minutos, Moni365 realizará una comparación automática de todas las ofertas de todas las entidades financieras disponibles en España, y te presentará las que ofrezcan las mejores condiciones.

Así, podrás solicitar tu préstamo de forma rápida y eficiente, sin tener que preocuparte por contactar a nadie ni tener que comparar manualmente todas esas ofertas tú solo. A grosso modo, te llevará algo menos de 5 o 6 clics de ratón (o de móvil).

¿Afectará el estar en ASNEF a las condiciones del préstamo?

Por norma general, solicitar préstamos con ASNEF afectará a las condiciones del préstamo, aunque ello, evidentemente, dependerá del tipo de préstamo y de tu solvencia.

No es lo mismo solicitar préstamos con ASNEF y nómina, que préstamos con ASNEF sin nómina. Obviamente, si dispones de una nómina, las entidades financieras interpretarán que tu situación de solvencia es mejor que si no dispones de la misma, por lo que tus condiciones serán mejores.

Así, reiteramos lo dicho anteriormente, para conseguir las mejores condiciones posibles en tu préstamo personal o en tu préstamo rápido, te recomendamos que dispongas de buena solvencia y de pruebas de la misma. Si ese es el caso, obtendrás mejores tasas TAE, podrás solicitar mayores importes y tendrás unos plazos de devolución más ventajosos, entre otros.

No obstante, lo que hemos descrito hasta ahora es la norma general. La realidad es ligeramente distinta. Existen muchísimas compañías de crédito y múltiples ofertas de préstamos con una gran variedad de condiciones. En función de las políticas de cada empresa, estar en ASNEF tendrá un peso mayor o menor.

En lo que respecta a los préstamos rápidos, las empresas especializadas en los mismos suelen tener unas condiciones muy flexibles para todos los tipos de créditos ASNEF, y en muchas ocasiones, estas condiciones suelen ser las mismas que en préstamos corrientes (es decir, que en préstamos sin ASNEF, que en préstamos en los que el prestatario no se encuentra en ninguna lista de morosidad).

Cómo salir de ASNEF y aumentar tus probabilidades de conseguir un préstamo

Si pese a todo, no te es posible encontrar ningún tipo de préstamo con ASNEF, ni préstamos con ASNEF y nómina, ni préstamos con ASNEF sin nómina, siempre queda la opción de intentar salir de estas listas de morosidad.

¿Qué formas existen de salir del ASNEF?

Los motivos por los que tu nombre puede figurar en el ASNEF pueden ser muy diversos. Puede ser debido a facturas no pagadas en el pasado, a préstamos o préstamos rápidos no devueltos o a una propiedad embargada.

Por lo general, el cumplimiento y pago de los importes de tus deudas pasadas (de aquellas por las cuales hayas sido incluido en el registro de ASNEF) suele ser la principal forma de ser eliminado de estos ficheros de morosidad.

No obstante, pueden darse ciertas casuísticas muy excepcionales, como que obtengas un aplazamiento de la deuda o que obtengas una resolución judicial a tu favor (por ejemplo, en caso de que puedas probar que no fuiste notificado por ningún medio de la deuda o factura por la que fuiste incluido en el ASNEF), que permitan el borrado de tu nombre del fichero.

Además, existen otros métodos financieros por los que puedes salir del ASNEF incluso pese a que no puedas abonar dichos impagos en el presente, como la reunificación de deudas o la ley de la segunda oportunidad.

Finalmente, existe una última cosa muy importante que debes saber sobre la lista del ASNEF y el pago de estas deudas: independientemente de que hayas devuelto los importes que debes o no, según la ley orgánica 5/1992, todos los nombres y registros deben ser eliminados transcurrido un plazo de 6 años, siempre y tanto que no se haya caído en nuevos impagos.

Esto significa que, siempre y cuando mantengas unos hábitos crediticios responsables, tu nombre será eliminado de dicha lista tarde o temprano. Aunque debemos de advertirte que algunas personas, debido a errores administrativos y burocráticos, pueden estar en la lista durante un plazo mucho más largo.

¿Qué es la ley de la segunda oportunidad?

Básicamente, lo que se estipula en esta ley es que, si tras liquidar tus propiedades y activos presentes sigues sin disponer de ningún tipo de capital para proceder con la devolución del resto de lo prestado, entonces, puedes acogerte a esta posibilidad legal y este importe restante te será perdonado, brindándote así una "segunda oportunidad" para empezar de nuevo financieramente.

Aunque todo ello figurará en tu historial crediticio, tu nombre será eliminado del ASNEF, por lo que te resultará más sencillo solicitar préstamos de nuevo para hacer frente a tus necesidades de financiación.

¿Qué es la reunificación de deudas?

Básicamente, reunificar tus deudas significa obtener la concesión de un préstamo con el que financiar dos o más créditos cuya devolución no es posible (o no ha sido llevada a cabo todavía) en el presente. De esta forma, con el dinero recibido en este último préstamo, puedes liquidar tus deudas actuales, y, en lugar de deber cantidades distintas a entidades diferentes, con condiciones también distintas (Con unas tasas de interés diferentes o con plazos de devolución dispares entre ellas), ahora deberás únicamente un único importe, únicamente tendrás una deuda y no varias.

La reunificación de deudas puede ser una opción interesante en algunas situaciones.

Su principal ventaja es que suele abaratar los costes de la deuda, además de alargar los plazos de devolución. Esto sucede porque, al agrupar todas tus deudas en una sola, el importe total prestado será mayor, de forma que, tanto los plazos de devolución como las tasas de interés serán, lógicamente, menores.

Recuerda cómo funciona la concesión y solicitud de préstamos; entre muchas variables, tus condiciones dependerán, no solo de tu solvencia, sino también del importe y los plazos que solicites, a menor importe y menor plazo, mayores suelen ser las tasas, y a mayor importe y mayor plazo, menores.

Desde luego, si te han denegado algún tipo de préstamo personal o incluso de préstamo rápido por estar en el ASNEF, y te encuentras en dicha lista de morosos, no por una, sino por varias deudas, la opción de reunificarlas puede resultarte interesarte, ya que, una vez las reunificas, ¡en el sistema del ASNEF figurarán como pagadas! (y por lo tanto, podrás ser eliminado de la lista y no tener más problemas de este tipo la próxima vez que te haga falta pedir un préstamo).

Esto se debe a que, al reunificar tus obligaciones (es decir, al obtener financiación para su devolución), técnicamente, estás pagándolas (aunque sea con un nuevo préstamo), por lo que así es como se las considerará legal y administrativamente: devueltas.

¿Cómo salir de los ficheros de ASNEF una vez has pagado tus deudas?

Para salir del ASNEF tras haber culminado la devolución de todas tus obligaciones, el primer paso es el de ponerse en contacto con la entidad acreedora, puesto que son estas las que notificarán al ASNEF y las que gestionarán parte del borrado de tus datos del registro. Ponte en contacto con ellos, asegúrate de que todo está en orden y solicítales que notifiquen la devolución del préstamo.

El segundo paso es opcional, y consiste en contactar tú mismo con el propio ASNEF. Los errores burocráticos y administrativos en este tipo de trámites suelen ser algo frecuente, por lo que te aconsejamos que así lo hagas para asegurarte de que todo está en orden.

Los agentes del ASNEF que te atiendan te solicitarán los comprobantes de pago e información y documentación personal básica, y mediante ello, una vez confirmen y verifiquen que, efectivamente, has devuelto la deuda y estás al corriente de todas tus obligaciones pasadas, comenzarán con el proceso de borrado de tu nombre de su registro de morosidad, si no lo habían hecho ya.

Una vez iniciado, el proceso de salida del ASNEM es rápido, eliminarte de la lista puede llevarte aproximadamente un día laboral una vez todos los importes han sido abonados y verificados, no obstante, en ocasiones, debido a motivos burocráticos y/o a posibles retrasos en los trámites, la totalidad del proceso puede llevarte más de un mes.

De hecho, en determinadas circunstancias, tu nombre puede figurar en la lista años y años después de haber pagado el importe de tu deuda.

Si, por el contrario, actualmente te resulta imposible pagar tus deudas pasadas, y a su vez, necesitas dinero inmediato para cubrir alguna emergencia, entonces, es posible que la mejor solución sea solicitar, de forma responsable y tal y como ya hemos mencionado anteriormente, un crédito rápido o urgente, puesto que la probabilidad de obtener un crédito con ASNEF mediante este instrumento crediticio es mayor.

Si pese a intentarlo con los préstamos rápidos con ASNEF, las entidades financieras siguieran sin aprobar tus solicitudes de crédito, existe la opción de recurrir, como último recurso, a un crédito con garantía hipotecaria. En este tipo de préstamos, lo que ofrecerás como garantía es algún tipo de bien en tu posesión que tenga valor, como puede ser un coche o una propiedad inmueble, entre otros.

Sea cual sea la opción por la que te decidas, es importante que lo hagas con responsabilidad y teniendo un conocimiento profundo de tu situación y del tipo de productos que contratarás.

¿Es posible salir del ASNEF si se obtiene una cancelación de la deuda?

No. cancelar una deuda no quiere decir que esta te sea perdonada, lo que significa es que la entidad acreedora considera y clasifica a la deuda del prestatario como perdida o con una probabilidad de devolución muy baja. Generalmente, seguirás debiendo la deuda, aunque la entidad decida dejar de seguir haciendo esfuerzos por recuperarla.

Así pues, la cancelación de una deuda no implica el borrado de la misma de tu historial crediticio, ni implica que dejes de deber el dinero no devuelto.

Todo dependerá del acuerdo al que hayas llegado con tu entidad acreedora y de con qué condiciones se haya llevado a cabo la cancelación. Por ejemplo, en algunos casos, la entidad que te ha prestado el dinero puede vender la deuda no abonada a un tercero.