En el siguiente artículo descubrirás todo lo que necesitas saber si estás pensando en solicitar un crédito rápido, dónde solicitarlos, cómo, por qué son mejores, y sobre todo, te daremos algunos consejos que necesitas saber para ahorrarte tiempo y dinero al solicitar un préstamo online. ¡Sigue leyendo!

Los préstamos rápidos. ¿Cómo obtener dinero en minutos?

Puede que hayas sufrido alguna avería en el hogar, que se te haya estropeado el coche o que tus clientes habituales se hayan retrasado en los pagos.

En estos y otros muchos supuestos, resulta imprescindible disponer de liquidez. No obstante, no siempre es posible tener el dinero suficiente para hacer frente a estos tipos de imprevistos.

Pedir dinero prestado a amigos o familiares puede ser una primera opción muy interesante para conseguir superar económicamente este tipo de situaciones. Sin embargo, no siempre van a estar por la labor o van a disponer del capital necesario para prestarte. Puede que incluso sintamos vergüenza de pedirlo.

¿Qué hacer para conseguir dinero urgente entonces? No te preocupes, existen productos crediticios diseñados para cubrir este tipo de necesidades concretas, para cubrir necesidades de financiación urgentes.

Uno de estos productos es el préstamo rápido. Mediante él, es posible conseguir dinero en cuestión de minutos, sin papeleos, sin la estricta necesidad de demostrar ingresos regulares, y lo mejor de todo, incluso estando en ASNEF.

Préstamos rápidos. ¿Qué son?

Los préstamos rápidos son un tipo de crédito online de importe bajo y plazos de devolución cortos. Así, los préstamos rápidos están diseñados para resolver necesidades de financiación pequeñas y urgentes, como por ejemplo, una reparación inesperada del coche.

Otra característica importante de este producto financiero es su inmediatez y su agilidad; para la solicitud de un préstamo rápido, apenas es necesario realizar papeleo, la totalidad del proceso puede ser llevada a cabo de forma online y las condiciones de aprobación suelen ser altamente flexibles, por ejemplo, muchas entidades conceden préstamos rápidos con ASNEF.

¿Cuánto dinero es posible pedir con un préstamo rápido?

Las cantidades prestadas con este tipo de préstamos suelen oscilar entre los pocos cientos y los pocos miles de euros. Por ejemplo, la mayoría de empresas de microcréditos suelen ofrecer entre 300 y hasta incluso 10.000 euros.

Todo dependerá de las condiciones y políticas concretas de la empresa o de tu situación financiera y de solvencia, entre otros. Si tu situación financiera es favorable, y además puedes aportar garantías, es altamente probable que puedas solicitar cuantías mayores, de hasta 10.000 euros.

No obstante, por lo general es posible conseguir hasta 1000 o 2000 euros sin excesiva dificultad. El trámite se realiza de forma online, y en muchas ocasiones, la mayoría del proceso de solicitud y aprobación está completamente automatizado para importes tan pequeños, por lo que será muy rápido y las garantías demandadas no serán excesivas.

¿Cuánto tiempo se tarda en recibir el dinero de un préstamo rápido?

Si te decantas por los préstamos online (rápidos), debes saber que se tratan de productos pensados para ser ágil, flexible y rápido. Por lo general, es posible recibir el dinero en menos de 48 horas desde su solicitud, en muchas ocasiones, incluso en minutos.

Ello dependerá de factores como la empresa con la que se vaya a realizar la solicitud del crédito rápido, si se trata de tu primer préstamo, el tipo y cantidad de documentación requeridos, el importe y el plazo de devolución solicitados, entre otros.

No obstante, en raras ocasiones la recepción del dinero se demorará más de 48 horas desde la solicitud del préstamo.

Requisitos para la solicitud de un préstamo rápido

Como hemos visto, los préstamos rápidos están pensados para ser un producto financiero altamente flexible, ágil y rápido. Así, sus requisitos de solicitud son mínimos. Veamos cuáles son.

  • Disponer de DNI, NIE o NIF.
  • Tener entre 18 y 65 años, aunque muchas empresas de préstamos rápidos conceden créditos únicamente a mayores de 25 años.
  • Ser titular o cotitular de una cuenta bancaria (en la que se te ingresará el dinero del crédito rápido).

Si estuvieses interesado en solicitar un importe relativamente elevado, es posible que se te solicite una nómina u otro tipo de garantía o justificante que acredite que recibes ingresos de forma regular, con los que poder hacer frente al pago del importe del préstamo.

¿Qué documentación hace falta para solicitar un crédito rápido?

Como se ha visto en el apartado anterior, los requisitos para solicitar un préstamo rápido son mínimos, limitándose principalmente a la documentación a aportar.

Así, la documentación necesaria es también mínima, y no difiere apenas de lo descrito anteriormente.

  • Información personal básica: nombre apellidos, domicilio, situación personal, entre otros.
  • DNI o NIE. Residir en España.
  • Número de cuenta bancaria.
  • En ocasiones, algún justificante de ingresos.

¿Es posible solicitar préstamos rápidos estando en ASNEF?

Una preocupación muy frecuente de los demandantes de crédito es la aparición de sus datos en registros de morosidad como el de ASNEF.

Por defecto, la mera presencia de tu nombre en ASNEF bloqueará automáticamente cualquier tipo de operación bancaria de financiación crediticia que desees realizar.

Los sistemas y bases de datos de los bancos están coordinados con este tipo de registros, como el de ASNEF, haciendo imposible la concesión de crédito a quienes, por cualquier motivo, hayan sido incluidos en los mismos.

No obstante, la situación es ligeramente diferente con los créditos online o los créditos rápidos; es posible solicitar créditos rápidos con ASNEF.

Puesto que se trata de préstamos de un importe pequeño, y puesto que su función es la de ayudar a la gente con necesidades de financiación de forma rápida y flexible, muchos de ellos sí aceptan a prestatarios en ASNEF.

De hecho, aunque solicitar préstamos con ASNEF y nómina resultará mucho más factible y fácil que hacerlo sin la misma, o sin ningún tipo de garantía similar, existen empresas especializadas en créditos rápidos que, no solo aceptan a prestatarios en ASNEF, sino que además no exigen nómina u otro tipo de garantías.

¿Qué entidades financieras conceden préstamos rápidos?

Existen muchos tipos de entidades financieras que cuentan con la figura del crédito rápido o afines entre sus gamas de productos financieros. Por ejemplo, las entidades financieras tradicionales, como los bancos, disponen de una gran multitud de tipos de préstamos de rápida concesión y sin aval.

No obstante, la principal desventaja de recurrir a este tipo de entidad son los requisitos de concesión; los bancos tradicionales rara vez prestan dinero si el cliente no puede probar que su situación financiera es buena y solvente, por ejemplo, mediante una nómina u otras garantías.

La alternativa a la cual recurren la mayoría de los clientes de los servicios de crédito son las empresas o entidades financieras especializadas en préstamos rápidos online. Por lo general, estas no tienen condiciones de aprobación tan estrictas, y la solicitud y tramitación suelen ser altamente sencillas y rápidas.

Dónde encontrar empresas de créditos rápidos y cuáles elegir: encuentra el crédito con las mejores condiciones

Las entidades financieras especializadas en créditos rápidos constituyen una de las mejores opciones para solicitar un préstamo de estas características.

Puede que te haga falta el dinero con urgencia, y que no quieras tener que calentarte la cabeza llamando a bancos y presentando montones de documentación y justificantes.

Además, las requisitos de aprobación son más estrictos en los bancos tradicionales, las cuales, en adición, no están especializadas en el ofrecimiento de este tipo de servicios. Puede que tu entidad bancaria de toda la vida no te ofrezca unas condiciones óptimas, se niegue a aprobarte el crédito por tratarse de tu primer préstamo o por no cumplir sus requisitos de solvencia, o incluso puede que estés en ASNEF.

Recurrir a una empresa de créditos rápidos online puede ser la opción acertada si precisas de la inmediatez y de la flexibilidad en lo que a las condiciones de aprobación se refiere.

No obstante, existen cientos de empresas de créditos rápidos, las cuales, a su vez, disponen de una extensa gama de ofertas crediticias.

¿Con qué empresa pedir un préstamo? ¿Cuál es la entidad de crédito más reputada y segura? ¿Cuál me ofrecerá un plazo de devolución más favorable? ¿Cuál me cobrará menos intereses? ¿acepta ASNEF?.

Se trata de preguntas importantes a la hora de decidirse por esta vía.

Evidentemente, para poder responderlas; para poder encontrar la oferta crediticia con las mejores condiciones, es necesario llevar a cabo una extensa búsqueda y análisis de tantas empresas y ofertas como sea posible.

Necesitas dinero rápido, y hay empresas dispuestas a prestártelo, pero puede que tengas que estar semanas investigando hasta encontrar la opción que más se ajuste a ti.

Bien, no te preocupes. Existen comparadores automáticos de ofertas crediticias, diseñados para resolver este problema, y cuyo uso es, además, increíblemente fácil e intuitivo.

Por ejemplo, con Moni365, basta con introducir el importe y el plazo en los que estás interesado, y tras rellenar una serie de campos de texto con información de carácter básico, la plataforma comparará automáticamente las cientos de ofertas de crédito de las cientos de empresas que se encuentran en su base de datos, ofreciéndote, en menos de 15 minutos, las mejores; las que más se ajusten a tus necesidades.

Así, ahorrarás tener que pasar horas y horas de tu tiempo buscando información, comparando ofertas y rellenando decenas de formularios en cada empresa. Tendrás las mejores ofertas, de entre las cuales tú podrás decidir con cuál proceder, en menos de 15 minutos.

Por todo ello, si estás interesado en solicitar un préstamo rápido online y no sabes cómo ni dónde hacerlo, debes recurrir a este tipo de herramientas. Una vez te decidas por alguna de las ofertas que te encuentren, realizar la solicitud es muy rápido y sencillo, además, la totalidad del proceso es guiado.

¿Cómo saber si la entidad prestamista es fiable?

Aunque no es una práctica común y generalizada, existen timos en internet de todo tipo.

No obstante, con el conocimiento adecuado sobre cómo funciona el sector, es posible detectar a potenciales estafadores o páginas web de créditos online falsas:

  • Si te piden que pagues algo de dinero por adelantado: sospecha. Cuando una entidad concede un crédito online jamás te va a solicitar ningún tipo de pago por adelantado, a excepción, en algunos casos, de la comisión de apertura. El importe de esta no suele ser elevado, por lo que si te solicitan cuantías grandes, o incluso el total del importe del préstamo o de sus intereses, ¡sospecha!
  • Si en su sitio web no aparece la información de contacto de la entidad o alguna vía para contactar con la misma.
  • Si no se requiere la firma de un contrato para el envío del dinero. Cualquier entidad crediticia legal va a requerir la firma de un contrato en el que se resuma el acuerdo entre las partes y en el que se expongan las condiciones del crédito. Si este no es el caso ¡desconfía!
  • Si no hay total transparencia en lo concerniente a las condiciones del crédito o estas son intencionadamente confusas

Si te encontrases en pleno proceso de solicitud con alguna página web o entidad fraudulenta, debes parar el procedimiento y asegurarte de que dicha entidad crediticia es realmente fiable.

Busca su información de contacto, busca su nombre de empresa en internet o investiga si su dominio se encuentra en alguna lista negra.

Para evitar encontrarte con organizaciones de este tipo, es recomendable utilizar una plataforma de comparación de créditos automática. Las empresas de préstamos que forman parte de estas bases de datos han sido previamente verificadas, por lo que las posibilidades de caer víctimas de algún tipo de práctica fraudulenta son prácticamente nulas.

¿Cómo devolver el dinero?

Una característica importante del crédito rápido es su forma de pago. En los créditos convencionales, de importes mayores, el pago se hace mediante cuotas, de forma gradual, abonando un poquito del total y los intereses todos los meses.

No obstante, este tipo de forma de devolución no es común en el mundo de los créditos rápidos.

Por lo general, puesto que se trata de importes pequeños, la totalidad del préstamo rápido se devuelve en único pago.

Por ejemplo, si te han concedido 500 euros, deberás devolver los 500 euros más los intereses al finalizar el periodo de devolución pactado, sin tener que pagar ningún tipo de mensualidad o comisión entre medias.

Así, una vez desees liquidar tu crédito, podrás hacerlo vía transferencia bancaria o incluso por medio de un pago con tarjeta.

Préstamos rápidos online. ¿Te convienen? ¿Qué otros tipos de préstamos rápidos existen?

Existen otros tipos de productos crediticios que encajan con la definición y las características vistas de los préstamos rápidos. Veamos cuáles son.

Préstamos preconcedidos

Se trata de un tipo de préstamo ofrecido por las entidades bancarias tradicionales a sus clientes como forma de financiación rápida y ágil, sin apenas trámites o papeleo, de hecho, en muchas ocasiones la totalidad de la solicitud puede ser llevada a cabo a través de la banca online.

Los importes prestados suelen oscilar entre los 500 y hasta los 30.000 euros; todo dependerá de tu situación de solvencia y de tu relación con tu entidad bancaria de toda la vida.

No obstante, este tipo de créditos presentan una mayor dificultad de concesión, los bancos no suelen concederlos a nuevos clientes y se suelen exigir garantías de solvencia (Pej: una nómina). Además, su aprobación, aunque en ocasiones puede tardar minutos, especialmente si la solicitud es llevada a cabo desde la banca online, no siempre es tan rápida, pudiendo demorarse semanas.

Líneas de crédito

Una línea de crédito es una cantidad de dinero que una entidad financiera, normalmente un banco, pone a disposición de sus clientes durante un periodo de tiempo determinado. De este importe, únicamente se pagarán intereses por lo que se utilice.

De esta forma, el cliente puede disponer de financiación rápida cuando más lo necesite, de forma flexible, y pagando únicamente por lo que termine utilizando del total del importe prestado.

Respecto a las cuantías y a los plazos, es posible conseguir hasta 5000 euros en menos de 24 horas.

Financiación en tiendas

Aunque difiere enormemente de la figura del préstamo rápido per se, se trata de una forma de financiación rápida y ágil. Básicamente, la financiación en tiendas hace referencia a la opción de llevar a cabo compras con pagos a plazos, sin tener que abonar la totalidad del importe en el momento de la compra. La mayor ventaja de esta forma de financiación es que generalmente no se cobran intereses.

Préstamos personales. ¿La alternativa al crédito rápido?

En otros artículos hemos hablado en detalle sobre los préstamos personales. Con frecuencia hemos encontrado numerosas dudas y malentendidos sobre este tipo de producto financiero. Muchos creen que entra dentro de la familia de los créditos rápidos, siendo un subtipo más. Otros creen que son una mezcla entre créditos de cuantías grandes y minicréditos, algo así como préstamos personales rápidos online.

No obstante, los préstamos personales no pertenecen a la familia de los minicréditos ¡ni tienen nada que ver con ellos!

Los préstamos personales son créditos de cuantías generalmente elevadas, entre los 10.000 y hasta los 100.000 euros, que son concedidos con fines personales, por ejemplo, para financiar bienes de consumo. Además, puesto que el importe es mayor, el plazo de devolución de los mismos suele ser superior al año, a diferencia de los minicréditos. En adición, las garantías solicitadas son mayores.

Así pues, no son productos crediticios pertenecientes a la misma familia, sino tipos de créditos distintos, con condiciones distintas.

Cabe preguntarse si, pese a que son productos aparentemente tan diferentes, uno puede actuar como sustituto del otro. Por ejemplo, puede que tu necesidad de financiación sea mayor que los importes ofrecidos mediante el crédito rápido.

En efecto, el principal motivo por el que un prestatario recurriría al préstamo personal en lugar de al crédito rápido, es el importe.

No obstante, tienes que ser consciente de las desventajas de un préstamo con este tipo de importes: tendrás que demostrar que eres solvente, y aunque en la mayoría de los casos el proceso de solicitud y aprobación es rápido y cómodo, suele ser más lento que en el de los minicréditos.

Los requisitos pues, son también más estrictos, por ejemplo, es muy probable que no te concedan ningún tipo de crédito personal si estás en ASNEF.

¿Es posible solicitar más de un préstamo rápido a la vez?

Sin duda, si la principal desventaja de los préstamos rápidos para algunos prestatarios es el reducido importe ofrecido, solicitar varios a la vez puede parecer una buena idea. Sin embargo, ¡no lo es!, sigue leyendo para descubrir por qué.

Los intereses de los créditos rápidos son pequeños en términos absolutos, pero muy elevados en términos relativos. Es decir, el interés que se paga es elevado, pero, puesto que el importe es pequeño, los honorarios también lo serán, en términos absolutos.

Así, si decidimos solicitar varios microcréditos a la vez, ¡estaremos pagando honorarios elevadísimos!

En segundo lugar, el plazo de devolución de este tipo de préstamos es muy corto. Si solicitas varios de ellos para así obtener un mayor importe total, ¡tendrás que devolver dicho importe en muy poco tiempo!

Si decides solicitar un préstamo de cantidades elevadas (por ejemplo, un préstamo personal), el plazo de devolución será superior al año, y se abonará en cómodas cuotas a lo largo de los meses. Obteniendo muchos microcréditos a la vez, abonarás la totalidad del importe en muy poco tiempo, probablemente en menos de un mes, ¡todo de golpe!

¿Qué opción me conviene más?

Por lo general, si necesitas dinero rápido, la opción del crédito rápido será la más flexible e inmediata. Si tus necesidades de financiación son más altas, puedes recurrir a las otras vías de financiación rápida descritas, o en última instancia, a la figura del préstamo personal. Recuerda que con el préstamo personal es posible solicitar decenas de miles de euros sin aval, aunque los requisitos de aprobación y el papeleo necesario son mayores.

Es importante que estudies y analices con profundidad tu situación personal y financiera. En función de tu solvencia y de tus planes o previsiones de futuro, es posible que te convenga más una opción u otra.

Pedir un préstamo es una operación financiera importante y con riesgos, ten siempre en mente que dicha operación implica el pago de una cuota más todos los meses y que el impago del importe supondrá la adición de intereses o comisiones de demora. Te recomendamos que utilices esta calculadora para estudiar y analizar las distintas posibilidades de las que dispongas y escenarios potenciales.

¿Es posible conseguir el primer préstamo gratis?

Efectivamente, es posible conseguir el primer préstamo gratis. Muchas empresas de créditos rápidos ofrecen préstamos completamente libres de intereses y comisiones para nuevos clientes.

Por ejemplo, Moni365 ofrece la posibilidad de conseguir 300 euros de crédito completamente gratuito.

Así, si quieres conseguir tu primer préstamo gratis, bastará con acceder a la plataforma de préstamos online de Moni365 y seleccionar el importe de 300 euros. Serás guiado durante el resto del proceso mediante las instrucciones que se mostrarán en la plataforma.