1.000 €

Plazo

8 meses

Cuota

155 €
1.500 €

Plazo

10 meses

Cuota

195 €
2.000 €

Plazo

12 meses

Cuota

226 €
Offers

Préstamos Rápidos y Créditos Online

¿Necesitas dinero urgente en tu cuenta, pero no sabes cómo ni dónde conseguirlo? Puede que hayas recurrido a la vía tradicional, a un banco convencional, pero que te han denegado cualquier tipo de ayuda.

¿Lo qué dicen nuestros clientes?

4,8
Based on 2101 reviews.
Reviews
23 de Mayo de 2022
Dani Garcia
Serios y te solucionan cualquier problema. 👍
4 de Mayo de 2022
Pedro Hernández-Mancha
La ventaja es que no te hacen preguntas y lo tienes en menos de un minuto en tu cuenta. Ideal para un apuro en casos de urgencia.
11 de Enero de 2022
Anna De León
Excelente, en mi caso todo facil y rapido.
Conoce la oferta de préstamos y créditos para particulares del Moni365
👉 Pedir un préstamo

Preguntas frecuentes

¿Cuándo obtendré respuesta a mi solicitud de crédito online?

¿Cómo conseguir un préstamo inmediato?

¿Se aplican las TAE para pedir un préstamo?

¿Con qué tipo de entidades es posible solicitar préstamos rápidos online?

¿Con qué tipo de entidades es posible solicitar préstamos rápidos online?

¿Cuánto dinero es posible solicitar?

¿Qué tipos de préstamos online existen?

¿Qué préstamo online acepta ASNEF?

¿Cómo funciona?

Rellena la solicitud

Sólo te llevará 2 minutos

Recopilaremos los préstamos disponibles

Recibe tus varias ofertas de préstamos en 15 minutos

Compara y elige la oferta que mejor se adapta a ti

Tus ofertas de préstamo estarán activas durante 48 horas
Tabla de contenidos

Puede, además, que hayas escuchado hablar de los créditos rápidos, pero que te sientas algo perdido. Entonces, ¿dónde solicitar este tipo de préstamos rápidos? ¿Se trata de préstamos con coste accesible y la posibilidad de pedirlos a través de internet? ¿Qué importes y que plazos de devolución suelen tener? ¿Qué requisitos exigen los créditos online?

A continuación, te presentamos todas las ventajas de buscar una entidad digital para pedir préstamos. Te hablaremos sobre préstamos online, sus ventajas, prórroga, plazo de cancelación y mucho más. Estudiaremos cada caso de crédito, cómo funcionan las TAE, qué tipo de préstamo te conviene y por qué.

Si estás pensando en solicitar un crédito rápido, dónde solicitarlos, cómo, por qué son mejores, te daremos algunos consejos que necesitas saber. Con ello podrás ahorrarte tiempo y dinero al solicitar un préstamo online. ¡Sigue leyendo!

¿Qué son los préstamos online rápidos y seguros?

Los préstamos rápidos son un tipo de crédito online de importe bajo y plazos de devolución cortos. Así, los préstamos rápidos están diseñados para resolver necesidades de financiación pequeñas y urgentes. Por ejemplo, se usan para una reparación inesperada del coche o para atender cualquier imprevisto.

Básicamente, se solicita al prestatario con antelación suficiente una cantidad de dinero específica a través de una página web en internet o un teléfono móvil. Siguiendo unos términos y condiciones aplicables específicos, las solicitudes de préstamos rápidos se aprueban en cuestión de horas.

Por lo general, se trata de créditos para personas que necesitan dinero al instante o que tienen algún tipo de penalización por impago. Justamente, una penalización por impago impide que una entidad crediticia tradicional como un banco apruebe una solicitud de créditos online.

Insistimos en que otra característica importante de este producto financiero es su inmediatez y su agilidad. Para la solicitud de un préstamo rápido, apenas es necesario realizar papeleo. La totalidad del proceso puede ser llevada a cabo de forma online y las condiciones de aprobación suelen ser altamente flexibles. Por ejemplo, muchas entidades conceden préstamos rápidos con ASNEF.

Por último, los préstamos online rápidos se miden por las TAE. TAE significa Tasa Anual Equivalente. Las TAE miden los costos de los préstamos dentro de España. Son indispensables para la petición y caso de cada préstamo.

¿En qué contextos se suele pedir un préstamo rápido online sin documentos?

Cada caso de la vida cotidiana puede conllevar a pedir un préstamo. Puede que hayas sufrido alguna avería en el hogar o se te haya estropeado el coche. Incluso, que tus clientes habituales se hayan retrasado en los pagos también es motivo para pedir préstamos rápidos. En estos y otros supuestos, resulta imprescindible disponer de liquidez. No obstante, no siempre es posible tener una cantidad de dinero suficiente para hacer frente a estos tipos de imprevistos.

Pedir dinero prestado a amigos o familiares puede ser una primera opción para conseguir superar este tipo de situaciones. Sin embargo, no es garantía de que te presten alguna cantidad de dinero. En cambio, una solicitud de préstamo rápido debe ser tu primera opción. Es un medio legal y seguro de conseguir capital rápidamente.

¿Qué hacer para conseguir dinero urgente entonces? No te preocupes, existen productos crediticios diseñados para cubrir este tipo de necesidades concretas. Un préstamo de este tipo te otorga una cantidad de dinero para cubrir necesidades de financiación urgentes.

Uno de estos productos es el préstamo rápido para cancelación de servicios o cubrir el coste de una compra. Mediante él, es posible conseguir dinero en cuestión de minutos, sin papeleos, sin la estricta necesidad de demostrar ingresos regulares, y lo mejor de todo, incluso estando en ASNEF o con problemas de las TAE.

¿Cuánto dinero es posible pedir con un préstamo rápido?

Las cantidades prestadas por una entidad con este tipo de préstamos suelen oscilar entre los pocos cientos y los pocos miles de euros. Por ejemplo, la mayoría de empresas de microcréditos suelen ofrecer entre 300 y hasta incluso 10 000 euros.

Todo dependerá de las condiciones y políticas concretas de la empresa. Cada empresa evalúa tu situación financiera para ofrecer cierta cantidad de dinero. Estudia tu solvencia con la cancelación de deudas, tu nómina en función de la TAE, la oferta que puedes consultar, entre otros. Si tu situación financiera es favorable, se aprobará la cantidad solicitada. Además, si puedes aportar una nómina y garantías, es altamente probable que puedas solicitar cuantías mayores, de hasta 10 000 euros.

No obstante, por lo general, es posible conseguir hasta 1000 o 2000 euros a través de estas empresas sin excesiva dificultad. El trámite se realiza de forma online. En muchas ocasiones, la mayoría del proceso de solicitud y aprobación está completamente automatizado para importes pequeños. Por ello, será muy rápido y las condiciones para la devolución del préstamo no serán excesivas.

¿Cuánto tiempo se tarda en recibir el dinero de un préstamo rápido?

Si te decantas por los préstamos online, debes saber que se tratan de productos pensados para ser ágil, flexible y rápido. Por lo general, es posible recibir el dinero dentro de tu cuenta en menos de 48 horas desde su solicitud. En muchas ocasiones, el equipo de préstamo lo aprueba en minutos.

La velocidad del proceso depende de muchos aspectos.

Entre ellos: la evaluación de los tipos de interés que cuentas, el estudio de tus datos, recepción de nómina, etc. Con la decisión de préstamo rápido online positiva, la solicitud quedará aprobada y el dinero se enviará a una cuenta corriente al instante.

Como verás, solicitar un préstamo es fácil y veloz. La velocidad del préstamo online otorgado dependerá de factores como la celeridad de la empresa con la que se vaya a realizar la solicitud del crédito rápido. Si se trata de tu primer préstamo rápido, el tipo y cantidad de documentación requerida, el importe y el plazo de devolución solicitados, pueden variar.

No obstante, en raras ocasiones la recepción del dinero se demorará más de 48 horas desde la solicitud del préstamo. Si los documentos están en orden, las condiciones del prestatario no variarán y el cliente recibirá el dinero rápidamente.

Requisitos para la solicitud de un préstamo solo con DNI

Como hemos visto, los préstamos rápidos están pensados para ser un producto financiero altamente flexible, ágil y rápido. Así, sus requisitos de solicitud son mínimos. Veamos cuáles son.

  • Contar con un documento vigente. Disponer de DNI, NIE o NIF. Cabe destacar que algunos préstamos exigen solo DNI. Sin embargo, suele haber flexibilidad en este aspecto.
  • Residencia legal en el país. Esto quiere decir que vives en la Unión Europea, que cuentan con banca electrónica nacional y que tu número de identificación fiscal está en orden.
  • Información personal. Aquí se incluyen datos de contacto como un número de teléfono móvil y correo electrónico. Esta información se carga en la formulación de su página web- Justamente, el formulario te pedirá tus datos personales, dirección, y demás datos básicos de usuarios para darte de alta. Todos estos datos siguen las políticas vigentes de la Ley de Protección de Datos.
  • Ser mayor de edad. Tener entre 18 y 65 años, aunque muchas entidades de préstamos rápidos conceden créditos únicamente a mayores de 25 años. Debes consultar bien estas condiciones. Estos criterios respetan políticas de uso de tarjeta de créditos online, gestión de dinero y contar con un perfil crediticio.
  • Tener cuenta corriente. En el formulario debes indicar a los prestamistas dónde recibirás el dinero. Pueden entregarse números de cuentas de titulares o cotitulares (en la que se te ingresará el dinero del crédito rápido).

Si al solicitar un préstamo rápido necesitas un importe elevado, pedirán información y documentos extras. Es posible que se te solicite una nómina u otro tipo de garantía o justificante que acredite que recibes ingresos de forma regular. La nómina es importante porque con ella demuestras qué hacer frente al pago del importe del préstamo.

¿Es posible solicitar préstamos rápidos estando en ASNEF?

Una preocupación muy frecuente de un cliente solicitante de crédito es la aparición de sus datos en registros de morosidad como el de ASNEF o los valores de TAE. Por defecto, la mera presencia de tu nombre en ASNEF bloqueará automáticamente cualquier tipo de operación bancaria de financiación crediticia que desees realizar.

Los sistemas y bases de datos de los bancos están coordinados con este tipo de registros. Como consecuencia, hacen imposible la concesión de crédito a quienes hayan incurrido en impagos. Indistintamente de que tengas impago del crédito rápido o procedimientos legales o judiciales por cancelación, aparecerás en ASNEF.

No obstante, la situación es ligeramente diferente con los créditos online o los créditos rápidos. Es posible solicitar créditos rápidos con ASNEF. Puesto que se trata de préstamos de un importe pequeño, muchos de ellos sí aceptan a prestatarios en ASNEF. Con la correcta gestión del cobro, no habrá problemas.

De hecho, solicitar préstamos con ASNEF y nómina resultará mucho más factible y fácil que hacerlo. No obstante, es posible pedir préstamos online sin ASNEF, nómina o garantía. Existen tipos de prestamista especializados en créditos rápidos que, además, no tienen mayores exigencias.

¿Qué entidades financieras conceden préstamos rápidos?

Existen muchos tipos de entidades financieras que cuentan con la figura del crédito rápido o afines entre sus gamas de productos financieros. Por ejemplo, las entidades financieras tradicionales, como los bancos, disponen de tipos de préstamos de rápida concesión y sin aval.

No obstante, la principal desventaja de recurrir a este tipo de entidad son los requisitos de concesión. Los bancos tradicionales rara vez prestan dinero si el cliente no puede probar que su situación financiera es buena y solvente. Por ejemplo, mediante una nómina u otras garantías ellos comprueban un estado de solvencia.

Otros son los prestamistas. Los prestamistas son personas naturales o jurídicas que ofrecen financiación con un préstamo. Cabe destacar que el modo de cancelación de sus préstamos son particulares y la suma total derivada del préstamo no es muy alta.

El problema de los prestamistas es que, si quieres un importe elevado, posiblemente no lo conseguirás. Asimismo, la extensión que el prestatario deberá es limitada. Incluso, las comisiones, la cuota de dinero, la tramitación y la oferta pueden ser limitadas.

La alternativa a la cual recurren la mayoría de los clientes son las entidades financieras especializadas en préstamos rápidos online. Por lo general, estas no tienen condiciones de aprobación tan estrictas. Del mismo modo, la tramitación suele ser muy sencilla y rápida.

Dónde encontrar créditos rápidos

La primera opción que debes considerar para un préstamo rápido es acceder a una página de préstamos en línea. Recurrir a una empresa de créditos rápidos online puede ser la opción acertada si precisas de la inmediatez y de la flexibilidad en lo que a las condiciones de aprobación se refiere.

No obstante, existe un grupo de entidades de créditos rápidos que ofrecen plazos de pago razonables, comisiones bajas, atención personalizada a usuarios, comisiones justas y contratación inmediata. Disponen de una extensa gama de ofertas crediticias y la posibilidad de cancelación que necesitas para una cuota en específico. Por ejemplo, un prestamista te puede ayudar con tu próximo importe del préstamo que necesitas en tan solo tu primer préstamo.

Un préstamo en línea te ahorra todos los problemas de un prestamista particular y manejan una TAE razonable. Con esto ya no llenarás ningún formulario engorroso, la tramitación es en línea y la contratación es casi inmediata. En minutos gozará de las mejores ventajas de un préstamo rápido en tu cuenta.

Por todo ello, si estás interesado en solicitar un préstamo rápido online, debes recurrir a este tipo de herramientas. Una vez te decidas por alguna de las ofertas que te encuentres, realizar la petición de préstamo rápido es sencilla. Además, la totalidad del proceso es guiada.

Por supuesto, un prestamista o un banco tradicional también son una opción viable para tu próximo crédito. Te dan la posibilidad de devengar cantidades de dinero para una solicitud de préstamo. Pero, suelen tener condiciones exigentes.

Cuáles opciones para préstamos en línea escoger

Las entidades financieras especializadas en créditos rápidos constituyen una de las mejores opciones para solicitar un préstamo. Un prestamista de este tipo ofrece la devolución del préstamo rápido, con una TAE costeable vencimiento y prórroga negociable y envío de fondos a tu cuenta.

Escoge una empresa o prestamista que tenga requisitos de aprobación mínimos y favorables. Los requisitos de aprobación son más estrictos que en los bancos tradicionales Por ejemplo, no suelen admitir prórrogas, los plazos de cancelación son acotados, piden nómina y el total del monto a otorgar puede variar según el máximo de dinero que devengan.

Puede que tu entidad bancaria donde tienes tu cuenta no te ofrezca unas condiciones óptimas. Incluso, puede que se niegue a aprobar el crédito por tratarse de tu primer préstamo. También, por no cumplir sus requisitos de solvencia, nieguen tu solicitud.

¿Necesitas dinero rápido? Existen comparadores automáticos de ofertas crediticias, diseñados para resolver este problema. Su uso es, además, muy fácil e intuitivo. Ofrece grandes ventajas a personas con necesidades de préstamo.

Por ejemplo, con Moni365, basta con introducir el importe, la fecha de vencimiento y el plazo en los que estás interesado para obtener tus préstamos en tu cuenta. Sus requisitos son pocos y cuentan con grandes beneficios.

Tras rellenar un breve formulario con información de carácter básico, la plataforma comparará las cientas de ofertas de crédito de las cientos de empresas que se encuentran en su base de datos. Con ello, te ofrecen, en menos de 15 minutos, las mejores soluciones, las que más se ajusten a tus necesidades.

¿Cómo saber si la entidad prestamista es fiable?

Aunque no es una práctica común, existen timos en internet cuando alguien hace una solicitud de préstamo.

No obstante, con el conocimiento adecuado sobre cómo funciona el sector, es posible detectar a potenciales estafadores o páginas web de créditos online falsas:

  • Si te piden que pagues algo de dinero por adelantado: sospecha. Cuando una entidad concede un crédito online jamás te va a solicitar ningún tipo de pago por adelantado, a excepción, en algunos casos, como la comisión de apertura. El importe de ésta no suele ser elevado.
  • Cuándo sitio web no presenta la información de contacto de la entidad o alguna vía para contactarla, toma en cuenta que puede ser un timo. Por ley, todo prestamista está obligado a ofrecer toda esta información.
  • Asimismo, debes firmar un contrato para el envío del dinero. Cualquier entidad crediticia legal va a requerir la firma de un contrato en el que se resuma el acuerdo entre las partes y en el que se expongan las condiciones del crédito. Si este no es el caso, ¡desconfía!
  • También, si no hay total transparencia en lo concerniente a las condiciones del crédito o estas son intencionadamente confusas, ten en cuenta que puede ser una estafa. Todo prestamista debe poner a disposición toda la información legal del contrato.
  • Toda entidad siempre envía el dinero a tu cuenta personal. Todo el dinero de los préstamos se gestiona a través de un medio seguro, auditable y legal.
  • Entes que estipulan en el contrato todos los lineamientos claramente, son de fiar. Por ejemplo, indican el importe a recibir en una cuenta, especifican los plazos de pago, ofrecen una posible prórroga, etc.
  • Por último, si te encontraras en pleno proceso con alguna página web o entidad fraudulenta, debes parar el procedimiento y asegurarse de que dicha entidad crediticia es realmente fiable.

Para evitar encontrarte con organizaciones de este tipo, es recomendable utilizar una plataforma prestamista de comparación de créditos automática. Estas entidades toman en cuenta todas las condiciones de seguridad y navegación necesarias.

¿Cómo devolver el dinero?

La cancelación del crédito es algo sencillo. El crédito rápido se paga a través de una cuenta en la fecha de plazo fijada (incluso si se pidió una prórroga). En los créditos convencionales, de importes mayores, el pago se hace mediante cuotas, abonando el total y los intereses todos los meses.

No obstante, este tipo de forma de devolución no es común en el mundo de los créditos rápidos. Por lo general, puesto que se trata de importes pequeños, el total del préstamo rápido se devuelve en único pago.

Por ejemplo, si te han concedido 500 euros, deberás devolver ese monto más los intereses al finalizar el periodo de devolución pactado. Con ello no es necesario tener que pagar ningún tipo de mensualidad o comisión entre medias.

Así, una vez desees liquidar tu crédito con tu prestamista, podrás hacerlo vía transferencia bancaria con tu cuenta o incluso por medio de un pago con tarjeta de crédito.

¿Qué otros tipos de préstamos rápidos existen?

Existen otro tipo de préstamos que encajan al máximo con la definición y las características vistas de los préstamos rápidos. Cada prestamista ofrece préstamos rápidos de muchos tipos. Revisaremos algunos de ellos siguiendo criterios de duración, importe del préstamo, plazo de pago, perfil del cliente y coste.

A continuación, presentamos el tipo de préstamos que más te conviene.

Préstamos preconcedidos

Se trata de un tipo de préstamo ofrecido por las entidades bancarias tradicionales a sus clientes como forma de financiación rápida y ágil, sin apenas trámites o papeleo. De hecho, en muchas ocasiones, el total máximo de dinero puede ser pedido a través de la banca online.

Los importes prestados suelen oscilar entre los 500 y hasta los 30.000 euros. Todo dependerá de tu situación de solvencia, el plazo de pago escogido y tu relación con tu entidad bancaria de toda la vida.

No obstante, este tipo de créditos presentan una mayor dificultad de concesión. Los bancos no suelen concederlos a nuevos clientes y se suelen exigir garantías de solvencia. Por ejemplo, podrían pedirte una nómina. Además, la aprobación de dinero, aunque en ocasiones puede tardar minutos, especialmente si la petición del caso es llevada a cabo desde la banca online, no siempre es tan rápida. Pueden llegar a demorarse semanas.

Líneas de crédito

Una línea de crédito es una cantidad de dinero que una entidad financiera, normalmente un banco, pone a disposición de sus clientes durante un periodo de tiempo determinado. De este importe, únicamente se pagarán intereses y comisión por lo que se utilice.

De esta forma, el cliente puede disponer de financiación rápida cuando más lo necesite. La cancelación la hace de forma flexible y pagando únicamente por lo que termine utilizando del total del importe prestado.

Respecto a las cuantías y a los plazos, es posible conseguir hasta 5000 euros en menos de 24 horas. Es importante también destacar que las TAE suelen ser altas y la duración de un plazo de pago varía según las condiciones entre prestamista y prestatario.

Financiación en tiendas

Básicamente, se trata de un préstamo a plazo que ofrece una entidad comercial. El coste del préstamo depende del valor de determinado producto. Asimismo, el máximo del importe puede variar.

Aunque difiere enormemente de la figura del préstamo rápido per se, se trata de una forma de financiación rápida y ágil. Básicamente, la financiación en tiendas hace referencia a la opción de llevar a cabo compras con pagos a plazos. Con ella no tienes que abonar la totalidad del importe en el momento de la compra. La mayor ventaja de esta forma de financiación es que generalmente no se cobran intereses.
Nótese que algunas veces no tienen intereses ni comisiones, pero esta ventaja no la disfruta todo cliente. Algunos no incluyen TAE, pero la posibilidad de otorgarse varía según la entidad.

Préstamo en línea de distintos tipos

Cuando se trata de prestamistas y dinero, existe un sinfín de ofertas con un plazo razonable. Existen créditos sin comisión, pago por cuentas, primer préstamo rápido, préstamos hipotecarios y muchos otros.

Existen un sinfín de modelos de préstamo en línea para cualquier cliente. Existe un préstamo en línea sin intereses, a plazo fijo, con ASNEF o minicréditos. Todos ellos son modalidades para todo español o española con domicilio social en el país y que cuente con medios de pago.

El solicitante del préstamo tendrá la posibilidad de pedir un crédito de diferentes tipos. Incluyen condiciones como pagos pendientes frente a terceros, a plazo fijo, con una extensión larga o por una prima pequeña.

Préstamo personal. ¿La alternativa al crédito rápido?

También existe la opción de un préstamo personal para gestionar en tu cuenta. Muchos creen que entra dentro de la familia de los créditos rápidos, siendo un subtipo más. Otros creen que son una mezcla entre créditos de cuantías grandes y minicréditos. Es decir, algo así como préstamos personales rápidos online.

Un préstamo personal es un crédito de cuantías elevadas. Ofrecen un servicio entre los 10 000 y hasta los 100 000 euros. Se conceden con fines personales por entidades bancarias. Por lo general, los prestamistas los otorgan para financiar bienes de consumo. Además, puesto que el importe es mayor, el plazo de devolución suele ser superior al año, a diferencia de los minicréditos. En adición, las garantías solicitadas son mayores.

Cabe preguntarse si, pese a que son productos aparentemente tan diferentes, uno puede actuar como sustituto del otro. Por ejemplo, puede que tu necesidad de financiación sea mayor que los importes ofrecidos mediante el crédito rápido. En efecto, el principal motivo por el que un prestatario recurriría al préstamo personal en lugar del crédito rápido es el importe y el máximo a devengar.

No obstante, tienes que ser consciente de las desventajas de un préstamo con este tipo de importes. Entre ellas: tendrás que demostrar que eres solvente. Asimismo, aunque en la mayoría de los casos la petición y aprobación son rápidas, suelen ser más lentos que en el de los minicréditos.

Los requisitos, pues, son también más estrictos. Por ejemplo, es muy probable que no te concedan ningún tipo de préstamo personal si estás en ASNEF, debes tener una cuenta en un banco en concreto y la comisión tiende a ser alta.

¿Es posible solicitar más de un préstamo rápido a la vez?

Podrías pedir más de un servicio de este tipo si contactas a una entidad de crédito. Sin embargo, el coste máximo de devolución que devenga el prestatario terminaría siendo elevado.

Sin duda, la principal desventaja de un préstamo rápido para un prestatario es el reducido importe ofrecido. Los intereses de los créditos rápidos son pequeños. El interés que se paga es elevado. Pero, puesto que el importe de un préstamo rápido es pequeño, los honorarios también lo serán.

En segundo lugar, el plazo de devolución de este tipo de préstamos es corto. Si solicitas varios de ellos para así obtener un mayor importe total, tendrás que devolver dicho importe en muy poco tiempo. El plazo de duración de un crédito de este tipo para un prestatario es de, aproximadamente, tres meses.

Si decides solicitar un préstamo de cantidad elevada, el plazo de devolución será superior al año. Éste se abonará en cómodas cuotas a lo largo de los meses. Obteniendo muchos microcréditos a la vez, abonarán la totalidad del importe en muy poco tiempo. Es probable que el plazo que imponga la entidad sea de uno a tres meses.

¿Qué opción me conviene más?

Por lo general, si necesitas dinero rápido, el servicio del crédito rápido será más flexible e inmediato. Si tus necesidades de financiación son más altas, puedes recurrir a otro tipo de servicio de financiación como el préstamo personal.

Es importante que estudies y analices con profundidad tu situación financiera. Chequea cómo opera cada plazo de devolución, la duración del crédito, el coste, la cantidad a obtener y los términos entre prestamistas y prestatarios. En función de tu solvencia y la cantidad de dinero necesitada, es posible que te convenga más una opción u otra.

Pedir un préstamo rápido es una operación financiera importante y con riesgos. Ten siempre en mente que dicha operación implica el pago de una cuota más todos los meses y que el impago del importe supondrá la adición de intereses o comisiones de demora.

Por último, te recomendamos que utilices esta calculadora para estudiar y analizar las distintas posibilidades de las que dispongas y escenarios potenciales.

¿Es posible conseguir el primer préstamo gratis?

Muchos se preguntan si el primer préstamo tiene un costo o no. Efectivamente, es posible conseguir el primer préstamo gratis. Toda entidad de créditos rápidos ofrece préstamos libres de intereses, con plazos de cancelación razonables, posibles prórrogas y comisiones para nuevos clientes dentro de su cuenta.

Hay empresas que tienen información al respecto para un préstamo sin intereses. Por ejemplo, Moni365 ofrece la posibilidad de conseguir un máximo de 300 euros completamente gratis.

Así, si quieres conseguir tu primer préstamo gratis, bastará con acceder a la plataforma de préstamos online de Moni365 y seleccionar el importe de 300 euros. Serás guiado durante el resto del proceso mediante las instrucciones que se mostrarán en la plataforma.

Información legal sobre los créditos online

Existen algunas directrices sobre la otorgación de un crédito online o préstamo rápido. Según el ordenamiento español, este tipo de servicio ofrece la opción de conceder financiación con plazos limitados y respetando las TAE del año.

Según el Boletín Oficial Español, los servicios de crédito también deben ofrecer comunicados al prestatario mediante correo electrónico o teléfono móvil. Asimismo, frente a terceros procedimientos, deben ofrecer asistencia a todos sus clientes.

Con respecto a las TAE, es una adición obligatoria que todos estos servicios deben incluir. Las TAE miden el coste de devolución. y ayudan a evaluar cada caso de petición de préstamos rápidos. Las TAE incluye toda la información de comisiones en un crédito.

Por último, estipulado el préstamo pasará una duración de tipo para que prestamista y prestatario acuerden un pago total del monto devengado y el coste final. Según sea el caso del servicio adquirido, la información de dicha contratación puede cambiar y así los préstamos rápidos a obtener.

Estadísticas
  • 936
  • 109
Comparte este artículo
Estadísticas
  • 936
  • 109
Comparte este artículo